Enfoques

Ciudad de Washington administra tienda de mariguana

La ciudad North Bonneville en Washington abrió su propia tienda de mariguana recreativa; funcionarios esperan 3.5 millones de dólares en ingresos el primer año.
Bloomberg
15 marzo 2015 21:43 Última actualización 16 marzo 2015 5:0
Mariguana

(Bloomberg)

North Bonneville, Washington, se ha convertido en la primera ciudad de Estados Unidos que abre su propia tienda de mariguana recreativa, como parte de un experimento que podría servir de modelo a ciudades necesitadas de fondos que buscan la manera de generar ingresos.

La ciudad de casi mil habitantes ubicada en la frontera con Oregon abrió Cannabis Corner la semana pasada para recibir a una fila de unas 30 personas. Los funcionarios calculan que la tienda producirá unos 3.5 millones de dólares en ingresos el primer año, parte de los cuales se destinarán a los gastos de policía y salud pública.

“Esta ciudad tiene problemas para pagar las cuentas y esto, si resulta una buena operación, será una ayuda económica para la comunidad”, dijo Steven Hasson, administrador de la ciudad. “Si tenemos éxito, otras ciudades de Washington y del país lo verán como una opción posible”.


North Bonneville, situada a 56 kilómetros al este de Portland, Oregon, abrió el local tres años después de que los habitantes de Washington y Colorado votaran para legalizar el consumo recreativo de mariguana. Oregon y Alaska siguieron sus pasos el año pasado.

La ciudad, acurrucada en un desfiladero rodeado de acantilados siempre cubiertos de verde, tenía un presupuesto de 1.2 millones de dólares el año pasado y cargaba con un déficit que oscilaba entre 30 mil y los 60 mil dólares, explicó Hasson.

La ciudad utilizó unos 280 mil dólares en préstamos privados para remodelar y abastecer la tienda sin recurrir a los dólares de los contribuyentes, dijo Tim Dudley, presidente de la Autoridad de Desarrollo Público de North Bonneville, creada por el municipio para administrar el negocio.

Las primeras ganancias servirán para pagar los préstamos, mientras que unos 100 mil dólares de ingresos irán a las arcas de la ciudad el primer año y el doble de esa cifra el segundo año, agregó.

En el ámbito del estado, las tiendas de mariguana recreativa generaron 108 millones de dólares en ventas de mariguana y 27 millones de dólares en impuestos desde que comenzaron a funcionar en julio, de acuerdo con los datos de la Junta de Control de Bebidas Alcohólicas del Estado de Washington, que regula la industria.

North Bonneville fue la única ciudad de Washington que presentó una solicitud para tener su propia tienda, según el portavoz de la junta Mikhail Carpenter. La junta de bebidas alcohólicas otorgó otras 124 licencias para tiendas privadas en Washington, señaló.

En el local, que funciona en el taller de mantenimiento remodelado de una compañía de hormigón y mide 130 metros cuadrados, trabajan 11 empleados que reciben los beneficios de jubilación del estado, dijo Dudley.

Alrededor de 60 por ciento de los clientes fueron residentes locales y el resto, turistas, explicó Dudley. “Hubo un flujo constante de personas”, dijo Dudley. “Hasta ahora, las ventas superaron nuestras expectativas iniciales”.

Si todo sale como está planeado, los fondos provenientes de la mariguana solventarán el control animal y el encendido del alumbrado público, que se había limitado por razones presupuestarias, señaló Hasson, el administrador de la ciudad.