Enfoques

Buscan sumar a exalumnos a cruzada de apoyo al IPN

Autoridades del Poli desean mover la conciencia de quienes se
han formado profesionalmente en esa institución del Estado. El objetivo es reunir 30 millones de pesos; hasta ahora sólo han captado tres mdp.
Rosalía Servín
27 marzo 2014 0:6 Última actualización 27 marzo 2014 5:0
Etiquetas
IPN cuartoscuro

Hay varias alternativas para sumarse a la Cruzada Nacional de Apoyo al Alma Máter. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Con el fin de mover la voluntad de quienes se han formado en las aulas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), y deseen apoyar económicamente los esfuerzos que la institución realiza, hace unos meses fue lanzada la Cruzada Nacional de Apoyo al Alma Máter, con la que a la fecha se han podido recabar tres y medio millones de pesos, pero cuyo objetivo es alcanzar los 30 millones en beneficio de toda la comunidad politécnica.

En entrevista, César Quevedo Inzunza, director de Egresados y Servicio Social del IPN, explicó a EL FINANCIERO que la idea es crear conciencia en los cerca de 900 mil egresados del politécnico que existen en el territorio nacional, para que regresen a su alma máter un poco o mucho de lo que les brindó y sean un ejemplo a seguir para las futuras generaciones de estudiantes.

“La idea es ir sembrando esa semilla para que a través de esta Cruzada de Apoyo, podamos ser ejemplo, un vínculo íntergeneracional, ente los 175 mil estudiantes que a la fecha tenemos en las aulas, talleres y laboratorios, de modo que cuando ellos salgan, también quieran regresar algo a la institución”, indica.

Una ambiciosa cruzada

La Cruzada en favor del Poli abarca cinco líneas de acción: La primera, es localizar a “10 egresados de a millón”; es decir, se trata de captar a diez empresarios o empresas que estén en la capacidad de donar un millón de pesos, a los cuales denominan “burritos de oro”.

La segunda estrategia es la de localizar a “mil de a diez mil”; esto es, mil egresados que durante tres años, se comprometan a aportar 10 mil pesos anuales que, según comenta Quevedo, es lo que recibe como beca un estudiante.

“Ahora queremos regresar lo de tres años y luego que otros egresados se enlacen y detonemos este sentimiento de agradecimiento al alma máter”, dice.

La tercera vertiente es ubicar a 10 mil egresados que aporten mil pesos anuales por un periodo de tres años, ellos son “los benefactores del politécnico”, quienes además tendrán el privilegio de que su biografía forme parte del primer libro que editara el IPN: “Los Benefactores del IPN”.

El sorteo politécnico

Una cuarta vertiente es el Sorteo Politécnico, que pretende --tal y como lo hacen otras instituciones de educación superior--, aprovechar el reconocimiento que hay por parte de la sociedad, para posicionar un sorteo educativo que beneficie con muchas becas a más jóvenes del instituto.

La quinta estrategia es la Crowdifunding, dirigida para aquellos egresados que quieran apoyar por internet desde un peso o más, a aquellos jóvenes que tienen “extraordinaria creatividad e ingenio” y esperan un capital semilla para emprendimientos tecnológicos.

“Estamos creando un grupo de personas egresados que validen cuando menos 10 proyectos detonantes”, abundó el maestro Quevedo Inzunza.

Finalmente destacó que cada una de estas variantes tienen un destino particular, ya sea para infraestructura, becas o apoyo para el fortalecimiento del equipo de fútbol americano, entre otras cosas.

A tan sólo siete meses de que se arrancó con esta cruzada, se han recabado tres millones y medio de pesos; sin embargo, el objetivo es reunir 30 millones de pesos para fortalecer las finanzas del Instituto Politécnico Nacional, al cual también es posible apoyar a través de ideas, instalaciones, recursos materiales y muchos mecanismos más.