Enfoques

Buscan disminuir demoras mediante esquema francés

Adquiere Seneam a Airbus sistema de gestión de responsabilidades, México sería primer país latinoamericano en introducir modelo solicitado por OACI en los aeropuertos del DF, Cancún, Tijuana, Guadalajara y Cabos.
Jorge Andrés Gómez Pineda
15 abril 2014 23:27 Última actualización 16 abril 2014 5:0
aeropuerto DF CUARTOSCURO

A nivel mundial, la modernización de sistemas de tráfico aéreo está permitiendo alrededor de cuatro millones de horas en retrasos. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Muy pronto las culpas por demoras, retrasos y excesivos tiempos de rodajes, entre otros casos, dejarán de ser sólo atribuibles a los aeropuertos.

La aviación mexicana se perfila hacia una etapa de mayor eficiencia en las operaciones en tierra con la incorporación de un nuevo sistema de toma de decisiones en colaboración, denominado Collaborative Decision Making (CDM, por sus siglas en inglés) que el sector comunicaciones y transportes, a través del Seneam (Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano) instrumentará desde este año en cinco aeropuertos mexicanos; empezando por el Internacional de la Ciudad de México en sus dos terminales, y seguido por los de Cancún, San José del Cabo, Tijuana y Guadalajara.

Así lo informó Claudio Arellano Rodríguez, director general del Seneam, quien –en entrevista con EL FINANCIERO– explicó en qué consiste el CDM.

“Se pretende que a través de este concepto de Collaborative Decision Making definido por la propia Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), se coordine la participación de cada uno de los actores involucrados para adoptar de forma conjunta los fines que garanticen las operaciones aéreas del Sistema Aeronáutico Mexicano”.

Este nuevo esquema de gestión de responsabilidades conocido como “Harmony” fue diseñado por la firma francesa Airbus Prosky, y adquirido por el gobierno mexicano, a través de Seneam-SCT para agilizar la modernización de los sistemas de gestión de tráfico aéreo en el país, aprovechando todas las ventajas que brindan las últimas tecnologías.

La fase de introducción del CDM iniciará durante el mes de mayo en el AICM para lo cual Airbus Prosky enviará a tres ingenieros y dos capacitadores desde Francia para entrenar a los técnicos mexicanos en la aplicación del novedoso software que ayudará a optimizar las operaciones, en general, principalmente todas aquellas tareas realizadas en tierra.

En la actualidad, todos los actores como líneas aéreas, concesionarios, permisionarios y demás prestadores de servicios, han desarrollado procedimientos para hacer frente a la saturación en las operaciones aéreas en horas pico, principalmente en temporadas de alta demanda de servicios de control de tránsito aéreo por parte de los usuarios cuando se rebasa la capacidad real instalada en un aeropuerto.

También pueden incidir en detrimento de la capacidad, otras causas, como condiciones meteorológicas, emergencias operacionales, desastres naturales, amenazas a las instalaciones, operaciones especiales con motivos de seguridad nacional, así como la propia logística de las aerolíneas, por ejemplo: pasajeros documentados que no abordan o labores de comisariato, avituallamiento, carga de combustible y manejo de equipaje, entre otras.

Se estima que, actualmente, el ocho por ciento del combustible que se desperdicia en la industria de la aviación ocurre debido a ineficiencias en la gestión de flujos cuando las aeronaves están en tierra realizando operaciones mal planificadas.

Los excesivos tiempos de rodaje de las aeronaves contribuyen considerablemente al consumo de combustible y a las emisiones contaminantes en aeropuertos, como: monóxido de carbono, bióxido de carbono, hidrocarburos, óxidos de nitrógeno y óxidos de azufre.

En opinión del director general del Seneam, la reducción de emisiones a nivel de superficie se puede alcanzar mejorando la planeación de los aterrizajes y despegues para poder optimizar los movimientos de las aeronaves en la superficie de los aeródromos. Lo anterior permitiría reducir los tiempos de rodaje y por consiguiente los lapsos de espera para llegar hasta la posición de llegada.

“Esto nos permitirá aprovechar de una mejor manera los recursos de tiempo y espacio para el correcto aprovechamiento del espacio aéreo, así como que la gestión de la red aeroportuaria, se haga sobre las bases de mayor orden, fluidez, equidad, y seguridad”, afirmó Claudio Arellano.

A nivel mundial, la modernización de sistemas de tráfico aéreo está permitiendo el ahorro de unos 13 mil millones de litros de combustible al año, una reducción de alrededor de 30 millones de toneladas de emisiones de CO2 anualmente, así como evitar unas 4 millones de horas en retrasos.