Enfoques

Bullying, fenómeno global que anidó en el México violento

Las agresiones entre estudiantes son reflejo de la sociedad, afirma doctor Delgado Fuentes; el acoso escolar refleja una falta de coordinación del Estado mexicano.
Fernando Ramírez de Aguilar, Rosalía Servín y Victor Chávez
03 junio 2014 22:51 Última actualización 04 junio 2014 5:0
Violencia creciente entre niños. (Cuartoscuro/Archivo)

La peleas al salir de las escuelas constituyen una escena común ante la inacción de autoridades. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Las manifestaciones de bullying que se están presentando en las escuelas públicas y privadas del país son un fenómeno internacional que encontró tierra fértil en el México violento y que ya rebasó por mucho a las autoridades educativas debido a que no existen protocolos para maestros y autoridades, ni mucho menos para los padres de familia o para los propios estudiantes, para poder frente a este problema.

Así lo plantearon académicos reunidos en una mesa de análisis convocada por la Universidad Iberoamericana, donde el doctor Marco Antonio Delgado Fuentes, coordinador del posgrado en Educación de la UIA, dijo que es un error pensar que sólo con acciones en el sistema educativo se podrá resolver el problema.

Indicó que la violencia no se genera necesariamente en los espacios escolares, sino que es un reflejo de la sociedad, tanto así que cada vez ha ganado más popularidad el juego de “los sicarios” entre los infantes, lo que muestra cómo integran los niños la violencia a su vida cotidiana.

Delgado Fuentes aseguró que el asunto ha rebasado con mucho la esfera escolar y ha proliferado en los propios hogares.

En ese sentido, el doctor Mario Cruz Martínez, coordinador de la maestría en Derechos Humanos de la UIA, insistió en que el bullying plantea, además de la violencia, una severa falta de coordinación del Estado mexicano, que se encuentra “totalmente desconectado”, como lo señala el informe Nuestra Democracia 2010, que diagnosticó los problemas de las democracias de América Latina.

Abstractas, las 15 acciones de SEP

Por su parte, David Calderón, director de Mexicanos Primero, afirmó que el problema del bullying, como muchos otros, es consecuencia del descuido que se tiene de la primera infancia y requiere de soluciones integrales. Aseguró que las 15 acciones anunciadas por la SEP son abstractas e irrelevantes ante la proporción del problema que se tiene.

Al impartir un taller a medios, destacó que los remedios que la dependencia federal ha tomado ante una tragedia de proporciones mayores, son cortos; por lo que hizo un llamado a trabajar más profundamente el tema y no sólo con legislaciones que criminalicen el abuso.

Abundó que estos puntos requieren de una mayor precisión toda vez que al ser reglas homogéneas llevan a generalidades, así, consideró que deben trabajar se diferentes protocolos para cada nivel educativo.

“Esas recomendaciones no están mal, reflejan la literatura sobre el tema, pero preocupa que es una respuesta inmediata a algo de lo que se espera una respuesta más consistente, lo que es una muestra de debilidad, al ser insuficiente y poco efectiva”, sostuvo.

Desde su punto de vista, el fenómeno del bullying tomó desprevenidas a las autoridades quienes dieron una respuesta de coyuntura.

Para Calderón, uno de los puntos a trabajar para atacar este tema es abordarlo desde el preescolar, que es la etapa en la que los niños comienzan a formarse y pueden adquirir o detectarse conductas que sin duda afectarán su futuro.

Siempre ha existido: Diputados

Una investigación del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados advierte que el fenómeno del bullying no es nuevo y que ha venido de generación en generación, ya que hoy hasta un 27 por ciento de las personas adultas reconocen que sufrieron violencia escolar.

De acuerdo con un sondeo realizado por el equipo de investigadores del CESOP, el 18 por ciento de personas mayores de 65 años sufrieron bullying; el 23 por ciento de los adultos de entre 56 y 65; el 27 por ciento de las personas de entre 46 y 55 padecieron violencia; así como el 22 por ciento de las personas que hoy tienen entre 36 y 45 años.

También resalta la cifra de hasta el 23 por ciento de los hoy jóvenes de entre 26 y 35 años de edad que igual sufrieron violencia escolar; así como un mismo 23 por ciento entre los apenas de 18 y 25 años.
Incluso, el estudio aclara que la violencia la padecen igual hombres que mujeres, ya que la cifra apenas pasa de 26 por ciento en el caso de los hombres a 22 en las mujeres.

La investigación –que fue realizada con 632 encuestas a personas mayores de 18 años, entre el 17 y 18 de mayo, y de manera aleatoria en el territorio nacional- concluye que “la violencia escolar es un preocupante problema del sistema educativo mexicano del que es necesario tener datos para poder dimensionar su gravedad”.

Desde el año pasado, el CESOP en sus encuestas telefónicas sobre educación, ha preguntado a las personas mayores de 18 años si sufrió maltrato o bullying dentro de su escuela.

En mayo del 2013, el 23 por ciento señaló que “sí” había sufrido bullying; el mismo porcentaje del 23 por ciento que contestó de esta forma en mayo del 2014.

Así, de manera consistente, un cuarto de la población entrevistada dice haber sufrido bullying en su entorno escolar.