Enfoques

Autos conectados van por reflectores de Las Vegas

Los vehículos inteligentes ahora son los protagonistas centrales del Consumer Electronics Show que se realizará en Las Vegas a partir del próximo 6 de enero; los caballos de fuerza han quedado atrás, hoy lo que vende es la potencia en la consola central.
Bloomberg
29 diciembre 2014 22:41 Última actualización 30 diciembre 2014 5:0
Módulo especial autos conectados en el CES de Las Vegas. (Bloomberg)

Ford es una de las marcas que promocionará sus productos en el CES de Las Vegas. (Bloomberg)

Mark Fields recuerda haber sido tratado como un neandertal cuando apareció al lado de Bill Gates en el escenario del Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas para presentar el sistema Sync de infoentretenimiento en el automóvil.

En aquel 2007, dice, la escéptica prensa tecnológica no podía entender qué hacía Fields, quien en ese entonces dirigía las operaciones de Ford en América, en un evento especializado en teléfonos y videojuegos de última generación. Como venía de una industria considerada primitiva, cuenta en broma que le preguntaron “¿Cómo es que caminas erguido?”.

Hoy es distinto, los automóviles están entre las principales atracciones en el CES que arranca el próximo 6 de enero, con autos que ofrecen tableros con pantalla táctil y otros controlados por relojes inteligentes.

Fields hará un regreso triunfal como director ejecutivo de Ford, pronunciará un discurso sobre los albores de la era de los autos conectados, mientras que el CEO de Daimler AG, Dieter Zetsche, hablará sobre el más reciente concepto de un Mercedes-Benz sin conductor. Ellos se unen a un récord de 10 automotrices que mostrarán sus productos en un espacio de exposición del tamaño de tres campos de futbol americano.

“El CES se ha convertido en un importante punto de lanzamiento para muchas grandes automotrices”, indica Mark Boyadjis, analista de tecnología para la firma de investigación IHS. “Gracias al CES acceden a la escena mundial de la tecnología”.

La evolución del stand de Ford en esta exposición internacional de la electrónica cuenta la historia del ascenso de la industria automotriz en una feria que atrae a 140 mil visitantes. Hace cinco años, mostró su nuevo Taurus en una alfombra de seis por seis metros. Este año, la firma montó una instalación de dos pisos con cinco vehículos, una pared de pantallas digitales y oficinas privadas para negocios.

“Hemos progresado mucho desde un coche sobre una alfombra,” afirmó Alan Hall de Ford.

TENDENCIA EN EL SECTOR

Ford no es el único. Este año, Volkswagen AG hace su debut en la feria a la que también asisten Toyota, General Motors, Hyundai, Mazda, Audi, BMW y FCA US LLC, antes conocida como Chrysler Group LLC.

En su segundo año en el CES, BMW tiene una enorme exhibición que incluye una flota de más de 100 vehículos y cubre un espacio de cinco mil 300 metros cuadrados a las afueras del Centro de Convenciones de Las Vegas. Mientras que Visteon, un proveedor de tecnología para cabinas de automóviles, duplicó el tamaño de su stand, una estructura color plata y naranja que alberga tres vehículos de demostración y cuatro oficinas privadas.

La cantidad de espacio de exhibición en el CES dedicado a las tecnologías del sector automotriz casi se ha duplicado en los últimos cinco años a más de 15 metros cuadrados, según Tara Dunion, portavoz de la feria.

“Cuando nos fijamos en quién viene, con Mark Fields y Dieter Zetsche y todos nosotros, te das cuenta que se ha convertido en una feria del automóvil”, dijo en entrevista Tim Leuliette, CEO de Visteon. “Es un reflejo de que el automóvil se ha vuelto un dispositivo móvil. Bienvenidos al nuevo mundo”.

Los conductores ahora esperan que sus coches los mantengan constantemente conectados como un smartphone sobre ruedas. La tecnología integrada a los vehículos es el principal argumento de venta para el 39 por ciento de los compradores de autos, mientras que apenas el 14 por ciento se preocupa por los caballos de fuerza y ​​el manejo, según una encuesta realizada el año pasado por la consultora Accenture. De acuerdo con IHS, a nivel mundial el número de autos conectados a Internet crecerá más de cuatro veces a 152 millones en 2020, frente a los 36 millones de hoy.

“Todas las automotrices han invertido fuertes cantidades de dinero para incorporar la electrónica a sus vehículos”, dijo Boyadjis. “Ya no importan tanto los caballos de fuerza bajo el capó, sino la potencia en la consola central”.

TECNOLOGÍA TRADICIONAL

Incluso los expositores de tecnologías tradicionales se están sumando a la tendencia automotriz. Nvidia, fabricante de chips para videojuegos y ordenadores personales, ha dedicado este año tres cuartas partes de su stand a los automóviles, exhibirá un nuevo roadster y un superdeportivo eléctrico.

“Hace dos años, nuestro stand estaba lleno de computadoras y gente jugando videojuegos”, dijo Danny Shapiro, director senior de la unidad de negocio automotriz de Nvidia, que suministra procesadores a Audi, BMW y Tesla. “Este año tomamos la decisión estratégica de cambiar el enfoque del stand, darle prioridad a los automóviles y restársela a otras cosas”.

Es un cambio originado por los dólares. La Asociación de Electrónica de Consumo de Estados Unidos estima que las tecnologías integradas de fábrica en los vehículos aumentarán un 3 por ciento en 2015 y moverán 11 mil 300 millones de dólares. Al día de hoy, casi un tercio de los hogares estadounidenses posee un vehículo equipado con un sistema electrónico de información y entretenimiento, de acuerdo con la misma Asociación.

Muchos de estos sistemas dan sus primeros pasos en la feria de la electrónica de Las Vegas. Pues el CES, a pesar de su ubicación, tiene menos adorno y más sustancia que los típicos salones del automóvil, explica Leuliette de Visteon, cuya agenda para la próxima semana está completamente llena reuniones.

“El Salón del Automóvil de Detroit es un evento social, donde tomamos las decisiones es en Las Vegas”, afirma Leuliette.