Enfoques

Adultos jóvenes, más propensos a la hepatitis C

Los nacidos entre 1945 y 1965, triplican el riesgo de padecer
esa enfermedad, revela estudio de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado.
Rosalía Servín
14 septiembre 2014 20:38 Última actualización 15 septiembre 2014 5:0
Jovenes DF CUARTOSCURO

Como medida de prevención de enfermedades se aplican vacunas contra la hepatitis y tétanos en todo el país. (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO. La edad juega un papel importante en la aparición del virus de hepatitis C entre las personas, según lo revela un estudio hecho en Latinoamérica y del que México formó parte, el cual muestra que aquellos nacidos entre 1945 y 1965, triplican el riesgo de padecer la enfermedad, respecto de aquellos que nacieron fuera de ese periodo de tiempo.

Así lo informó el doctor Nahum Méndez Sánchez, presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio del Hígado (ALEH), en el marco del XXIII Congreso de dicha asociación, que se realiza en Cancún, Quintana Roo.

En entrevista con El Financiero, el también especialista en gastroenterología, recordó que esto se explica debido a que en esas fechas la exposición a factores de riesgo relacionados con el uso de instrumentos contaminados, era más frecuente.

“El principal factor de contagio es la sangre contaminada; pero antiguamente había otras cuestiones que influían en esta contaminación, pues antes existían prácticas comunes como el hacer curaciones dentales sin higiene instrumental, las farmacias aplicaban inyecciones con material reusable, así como muchos otros procedimientos de curación”, explica.

El análisis, que ya se concluyó en México con la colaboración de ocho mil personas, coincide con lo encontrado en otras naciones partícipes como Brasil y Argentina, e incluso con otros estudios hechos en Estados Unidos, donde la conclusión es que aquellos que hoy tienen entre 50 y 70 años, tienen el triple riesgo de padecer hepatitis C.

La investigación, que actualmente está en proceso de comparación de resultados con los otros países participantes, serán dados a conocer durante el primer trimestre del 2015, pero el doctor Méndez confía en que esto sirva de base para considerar a este grupo como prioritario para aplicar la prueba diagnóstica de esta enfermedad, que en el mundo afecta a 185 millones de personas y donde México contribuye con cerca de 1.6 millones de pacientes.

Expertos aseguran que en muchas ocasiones se ha sugerido la necesidad de incluir la prueba diagnóstica de forma masiva, pues se trata de una enfermedad “que no da la cara” sino hasta que el padecimiento está muy avanzado.

Para el doctor José Luis Cañadas, director médico y de asuntos regulatorios de los laboratorios Abbvie México, al ser la hepatitis C un padecimiento que puede tardar hasta 30 años en ser detectado, es prioritario ser más proactivos en su detección.

“Estamos tratando de mover a la sociedad para prevenirla y se haga la prueba antes de que se presente una situación de enfermedad”, comentó al abundar que se trata de una prueba “barata” (no más de 200 pesos), que no obstante no se realiza como una prueba periódica de detección.

“La hepatitis C no es una prioridad para México a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo define como un problema de salud pública”, dijo.

Al respecto, el doctor Nahum Méndez comentó que la sugerencia de incluirla como una prueba de rutina, no ha sido completamente aceptada si no existe un factor de riesgo.

“De acuerdo al número de personas que usa drogas, el 50 por ciento está en riesgo de salir positivo”, advirtió.

Finalmente, los expertos destacaron que sólo 10 por ciento de los enfermos, están bajo tratamiento, lo que puede traer complicaciones.