Enfoques

Accidentes vasculares cerebrales en jóvenes, cada vez más recurrentes

Debido a estilos de vida, personas menores de 45 años son cada vez más propensas a sufrir un ataque; antes eran comunes en mayores de 60 años; estiman 800 mil casos nuevos cada año.
Rosalía Servín
10 septiembre 2014 21:34 Última actualización 11 septiembre 2014 5:0
Los episodios como consecuencia de este tipo de padecimientos pueden provocar discapacidad o la muerte. (Cuartoscuro)

Los episodios como consecuencia de este tipo de padecimientos pueden provocar discapacidad o la muerte. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. Cambios en los estilos de vida, malos hábitos alimenticios, el consumo de tabaco, alcohol y drogas, han propiciado que exista el riesgo de desarrollar enfermedades cerebro-vasculares a edades cada vez más tempranas.

Anteriormente estos padecimientos eran exclusivos de los mayores de 60 años, ahora es posible ver casos en menores de 45 años.

En México, cada año hay alrededor de 800 mil casos nuevos de enfermedades vasculares cerebrales y 30 mil muertes derivadas de la misma causa, sin contar que la mayor parte de quienes los sufren quedan discapacitados.

En entrevista con El Financiero, el doctor Antonio Arauz, neurólogo vascular y expresidente de la Asociación Mexicana de Enfermedad Vascular, explica que hay varios tipos de enfermedades vasculares cerebrales.

“Pueden ser hemorrágicas, isquémicas, derrames o embolias; aquí el punto importante es que uno de los factores que llevan a la enfermedad es que después de los 60 se incrementa el riesgo y no hay estadísticas confiables. Lo que se sabe a nivel mundial y con datos del INEGI, es que esta enfermedad está entre la tercera y cuarta causa de muerte en México”, dice.

Otro punto a destacar por el experto, es que un porcentaje alto de pacientes fallece y de los que sobreviven un alto porcentaje queda con incapacidad, por ello es que este padecimiento es considerada la principal causa de discapacidad.

“No es sencillo caracterizar estas enfermedades, ya que afectan los vasos del cerebro, las arterias y las venas. Al afectar las arterias ocurren dos procesos, que la arteria se tape (lo que corresponde a infarto cerebral) y la otra es la de ruptura de un vaso que conlleva a un derrame de sangre dentro del cerebro”, indicó.

Igual y como sucede con los eventos cardiacos, los padecimientos vasculares cerebrales se ven cada vez con mayor frecuencia en los adultos jóvenes, lo que de acuerdo con el doctor Arauz, puede explicarse por los cambios en los estilos de vida y consumo de alcohol, tabaco y drogas.

“No hay un dato estadístico en relación a estas enfermedades cuando se presentan en jóvenes menores de 45 años, pero en ellos puede tener otras causas relacionadas con el estilo de vida. Pero el punto importante aquí, es que en cualquier edad, estas enfermedades se pueden prevenir, ya que las drogas y el no hacer ejercicio, llevan a riesgos mayores de hipertensión y de arritmias cardiacas”, explica el neurólogo.

Un factor de riesgo no modificable es la edad, ya que las personas mayores de 60 años presentan mayor prevalencia de fibrilación auricular o arritmia cardiaca.

“Todos tenemos miedo de tener estos eventos porque conocemos sus consecuencias. Por eso es importante que la gente identifique los síntomas como: debilidad facial (boca de lado), un brazo se cae o debilita y hay alteración del lenguaje”, destaca el doctor Arauz.

Finalmente, recordó que ahora hay tratamientos que modifican el curso de la enfermedad y permite que los pacientes se recuperen por completo, algo para lo cual es necesario administrarlo en las primeras horas de evolución de la enfermedad, lo que habla de lo vital de identificar la sintomatología.