Marketing y publicidad

Campañas políticas en EU, desde los ojos de la publicidad

La marca de los precandidatos a la presidencia de EU es una clave para que puedan promover, a los sectores deseados, su mensaje, algo muy parecido a lo que pasa en la publicidad, dicen especialistas de Ogilvy & Mather.
Daniel Blanco 
29 abril 2016 15:19 Última actualización 30 abril 2016 5:5
Donald Trump (Reuters)

Donald Trump (Reuters)

En las elecciones primarias de Estados Unidos los precandidatos de ambos bandos tienen que saber mover sus marcas en función de conectar con la gente, de generar un engagement y contenido atractivo, y esto, al igual que en el entorno del marketing, necesita un mensaje conciso para empujar el nombre de los candidatos, señalan expertos.

“Solamente importa lo que dices, no cómo lo dices (...) Lo que importa es el hecho de que a las personas le interesan los mensajes, y creo que sufrimos un poco por el legado de Marshall McLuhan, que dijo que el medio es el mensaje, y yo no podría estar más en desacuerdo, porque los medios mejoran el mensaje (...) Pero fundamentalmente el mensaje es el mensaje, entonces en ese sentido creo que tenemos que entender que la tecnología es un facilitador”, dijo Miles Young, chairman global de Ogilvy & Mather.

Las elecciones para candidatos republicanos y demócratas en Estados Unidos están llenas de publicidad y mensajes enviados a través de las redes sociales y medios en general, que en algunas ocasiones, como el de Donald Trump, generan un engagement masivo en casos como el de los debates.





Pero de acuerdo a Miles Young, el sistema primario de elecciones puede ser engañoso.

“Hay un engagement masivo en los debates… y es cierto que uno de los candidatos en particular ha llevado su campaña como algo parecido a un ejercicio de marketing, quizás por motivos que están más relacionados a la promoción de su propia marca, pero hay que tener cuidado, el número de personas que votarán por ese candidato es aproximadamente el 14 por ciento de la población, es una mayoría muy muy pequeña”, estimó Young.

Para el directivo hay 'un mundo' de diferencia entre los ratings y seguimiento de debates, votos reales en el sistema primario, y votos en las elecciones presidenciales.

El aumento en los ratings de los debates republicanos son una continuación de una tendencia que integran a las redes sociales y que comenzaron con los predecesores demócratas de Obama quienes trabajaron con gente de Blue State Digital, una empresa subsidiaria de WPP enfocada en recaudación online, quienes tuvieron la idea de combinar las técnicas de las marcas y las técnicas en medios sociales para levantar fondos para los candidatos, comentó Young.

Obama ganó su primera elección, no porque haya recaudado mucho dinero de donadores individuales, obtuvo millones de dólares de una o dos personas, pero recaudó millones de dólares de pequeños donadores, y lo que hizo con ese dinero fue gastar más que su competencia, de manera que el dinero (destinado) para medios sociales fuera usado en un modo tradicional en función de obtener una mayor cuota de publicidad en televisión”.

Por el momento, de acuerdo con Young, Bernie Sanders está recolectando poco dinero, pero suficiente para mantenerse en la carrera y lo está gastando ese dinero en la publicidad televisiva tradicional y está teniendo una exhibición fuerte.

“En el lado republicano, hay una prueba muy interesante que divide a los candidatos por su presencia en los medios (...) En otras palabras, ¿es (publicidad) pagada o ganada? Y Trump tiene una cantidad muy pequeña de publicidad mediática pagada, tiene una gran cantidad de presencia mediática ganada, él está usando la frase ‘old fashion’, ‘jugando para la galería’, y ésta es una campaña causa/efecto (...) un paradigma completamente diferente del paradigma de Obama”, dijo Miles.

LA POLÍTICA DE EU, MALA PARA LOS NEGOCIOS

Para el CEO global de Ogylvy & Mather, John Seifert, el tipo de política que está sucediendo en Estados Unidos actualmente es mala para los negocios porque para las personas que invierten este tipo de confrontaciones entre los posibles candidatos genera cierta incertidumbre, y “no importa cómo lo pongas, esto es malo para los negocios”.

“Lo que la gente de negocios necesita es un sentido de confianza en las políticas del gobierno, políticas de impuestos, políticas de comercio, aspectos que les darán confianza en inversiones de mediano y largo plazo, y si tú le preguntas a cualquier líder de negocios en Estados Unidos, en este momento están realmente frustrados porque en cualquiera de los objetivos políticos y en cualquiera de los lados del espectro político, lo que ellos quieren es un sentido de confianza en el gobierno y un avance en las políticas del gobierno, y justo ahora es muy difícil de ver algo de eso”, dijo Seifert.

Para el CEO, a pesar de que la economía de EU está viviendo una recuperación fuerte, muchas personas no lo ven bien porque no lo notan en sus salarios, y los inversionistas y gastadores de capital no tienen confianza de en dónde poner su dinero.

Según Seifert, en EU hay un sistema político muy polarizado y ha sido difícil para los partidos encontrar terreno en común, y lo que se puede ver hoy en día es una colisión de todas las cosas que están pasando al mismo tiempo (miedo general por la seguridad y otras cosas que no están en control).

“En cualquier lado (político) en el que te encuentres y cualquier político que escojas apoyar, el problema más importante que tenemos hoy es la tensión social que está pasando en EU, y todas esas cosas están pasando en el mundo también, hay solamente frustración, hay frustración por la dislocación económica, un sentimiento de que no están en control de su futuro en términos de seguridad económica”.