¿No te gusta tu trabajo? Te damos 5 consejos que harán la diferencia
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿No te gusta tu trabajo? Te damos 5 consejos que harán la diferencia

COMPARTIR

···
Management

¿No te gusta tu trabajo? Te damos 5 consejos que harán la diferencia

Si has escuchado alguna vez 'No me gusta mi trabajo', o si incluso tú lo has dicho, estos consejos pueden ser de utilidad para sentirte más comprometido con tu empleo.

Redacción
19/10/2017

¿Cuántas veces has escuchado "No me gusta mi trabajo"? Una vez, dos, o tal vez hasta tú mismo lo has dicho. Por supuesto que son muchos los factores que hacen pensar así a las personas, pero, si creías que el salario es la principal razón de la infelicidad laboral, los siguientes puntos podrían hacerte cambiar de opinión. 

De acuerdo con el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), un análisis de un estudio de 120 años de investigación demostró que no hay vínculo entre la felicidad en el trabajo y el salario.

Incluso la Universidad de Harvard encontró que las mejores recompensas para los empleados son las externas al trabajo; es decir, las que no están relacionadas directamente con la actividad que desempeñe cada trabajador (por ejemplo, espacio personal, descanso, entre otras).

Si el dinero no es la mejor respuesta para promover un ambiente más productivo y cómodo en el trabajo, ¿qué se necesita?

1. Sí a la tecnología, pero no todo el tiempo

Un estudio de 2012 del McKinsey Global Institute muestra que el trabajador promedio pasa 28 por ciento de su horario laboral en la lectura y respuesta de correos electrónicos. Esto representa 2 horas y 15 minutos de una jornada de 8 horas.

Otras investigaciones de una naturaleza similar mencionan que, aun cuando la persona no está usando su teléfono celular, tenerlo en el escritorio genera presión en la realización de sus actividades.

Por lo tanto, expertos aconsejan alentar la comunicación cara a cara y no optar todo el tiempo por los mensajes de texto o correos electrónicos, además de estructurar reuniones de trabajo donde la tecnología no sea una distracción.

2. Respetar el espacio personal

De acuerdo con un estudio de 2010 hecho por la Universidad de Exeter, los empleados que elijen la cantidad de fotos y plantas que desean en su oficina aumentan su productividad 32 por ciento respecto a los trabajadores que no se les permite esta libertad. 

3. Nunca dejar de lado a la naturaleza

No es un secreto que a muchas personas les gusten los espacios verdes, plantas, flores y otras cosas relacionadas. De hecho, responder de forma positiva a la naturaleza es algo que el investigador Edward O. Wilson acuñó en 1984 como 'hipótesis de la biofilia'. 

En 2010, la Universidad de Cornell descubrió que las plantas en las oficinas tenían un efecto que beneficiaba a la concentración de los trabajadores. O también está un estudio de la Universidad de Twente (Países Bajos) en 2008 que demostró que la presencia de plantas al interior de los centros de trabajo reduce el estrés. Y así podríamos seguir. Moraleja: que tu ventana dé a un espacio abierto con muchas flores y arbustos. 

4. Estar sentado todo el tiempo no te hace bien

Tampoco es algo nuevo que estar sentado en toda la jornada laboral afecta tu salud. Y no es que necesites correr tres horas para cambiar tus hábitos. 

En 2010, la Universidad de Illinois encontró que caminar a paso normal durante 40 minutos, tres veces a la semana, ayuda a mejorar las conexiones cerebrales y, por lo tanto, el desempeño de las funciones cognitivas. 

5. Ser voluntario

Según el grupo UnitedHealth, los empleados que se unieron a programas de voluntariado aumentaron su nivel de compromiso con la empresa y también su productividad.

Y no sólo eso: 75 por ciento de los voluntarios del estudio realizado por UnitedHealth dijo sentirse más saludable; 90 por ciento, de mejor humor; y 95 por ciento, con un mejor propósito en la vida. 

*Con información de Foro Económico Mundial

,,
: