Franquicias

Wyndham construye su futuro con franquicias

Gracias a su apuesta por las franquicias, Wyndham Hotel Group ha logrado llegar a 34 hoteles, con alrededor de 4 mil 500 habitaciones en México.
Ana Valle
16 abril 2015 23:41 Última actualización 17 abril 2015 4:55
“Una parte del modelo consiste en trabajar con socios estratégicos locales”, afirma Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo para Wyndham. (Edgar López)

“Una parte del modelo consiste en trabajar con socios estratégicos locales”, afirma Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo para Wyndham. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- La cadena Wyndham Hotel Group encontró la forma de crecer más rápido en México a través del modelo de franquicias, operando de la mano de jugadores locales y Fibras, e incluyendo nuevas marcas en la oferta hotelera.

Este modelo le ha permitido llegar a 34 hoteles con alrededor de 4 mil 500 habitaciones bajo seis marcas en México, en algunos de los cuales sólo otorga las licencias para operar las marcas y en otros la inversión para completar los desarrollos mediante el esquema ‘dinero por llave’.

Luis Mirabelli, vicepresidente de Desarrollo para Wyndham Hotel Group en Latinoamérica y el Caribe, explicó que los franquiciatarios ayudan al desarrollo y la operación de los hoteles, en ocasiones mediante la conversión de hoteles a sus marcas, como lo hace Fibra Inn.

Si un franquiciatario desarrolla el hotel, dejando fuera el costo del terreno, el más económico podría requerir una inversión de 40 mil dólares, mientras que uno de servicios completos necesita hasta 120 mil dólares para su desarrollo, la cual se recupera en un plazo de al menos cinco años de los 15 a 20 que contempla el contrato de uso de marca.

“Hay gente que busca una franquicia porque quiere desarrollar un negocio hotelero y la otra parte del proceso es trabajar con socios estratégicos locales, a quienes les decimos lo que queremos tener en los próximos años”, expuso.

Wyndham ofrece asesoría al inversionista desde la decisión de la marca que podría tener su propiedad, la adecuación a sus estándares, capacitación y la integración a los canales de distribución, con lo que promocionan la marca y lo incluyen en sus programas de fidelidad, agregó Mirabelli.

Esto incluye asesorar a los franquiciatarios sobre los costos de operación que podría tener, la complejidad de la operación y la rentabilidad y plazo en que pueden recuperar su inversión inicial.

Además, una vez abiertos y operando los hoteles, el grupo brinda promoción constante de las propiedades, realizando inspecciones de calidad para mantener los estándares.

El grupo espera abrir este año alrededor de 10 nuevos hoteles y han observado oportunidades importantes en zonas como el Bajío, que ha tenido un buen impulso con el sector automotriz, además el Golfo con el tema energético.

Wyndham obtiene regalías por cada hotel. La primera es una comisión inicial de franquicia que ronda entre los 300 a 500 dólares por cuarto, dependiendo de la marca y ubicación del hotel. Las otras regalías están asociadas a la retribución por el uso de la marca y son dos: un por marketing y royalty, de entre el 6 y 8 por ciento de los ingresos por cuarto del hotel que se paga mensualmente.