Franquicias

Thinky ‘piensa’ en expandirse hacia EU

En Thinky ¡piensa helado! puedes diseñar e inventar tus propios helados, con los más de 50 sabores que tiene para combinar y hacer el postre al momento. La empresa nació hace tres años con la idea de Ricardo Álvarez, y ahora cuenta con siete surcursales y espera llevar el concepto a Estados Unidos a finales de 2015. 
Carlos Guzmán
20 agosto 2015 20:26 Última actualización 28 agosto 2015 4:55
Thinky

El concepto de Thinky contempla que los clientes diseñen sus propios helados. (Especial)

Thinky ¡piensa helado! nació hace tres años en México bajo el concepto Do it Yourself (o hágalo usted mismo) en el que el cliente tiene la posibilidad de diseñar e inventar sus propios helados.

La idea de la franquicia fue concebida por el emprendedor Ricardo Álvarez, quien tenía la intención de crear un negocio que fuera completamente diferente a lo que ya existía en el mercado y que tuviera un ‘toque peculiar’.

“Alrededor del 2011 empezamos a ver la opción de tener un negocio, algo que fuera completamente diferente y característico”, platicó el fundador de la franquicia, cuyo primer negocio fue abierto en marzo de 2012 en la capital de San Luis Potosí.

A decir del creador de la franquicia, el toque que buscaban se dio a través de la personalización de los helados, mismo que se ajusta a las necesidades y gustos del consumidor. “Se puede tomar una base de leche deslactosada, agregar fruta natural y endulzarlo con stevia”, comentó.

Con ello, se abre la opción de alcanzar infinidad de combinaciones, al tener por lo menos cinco opciones de base para el helado: agua, leche de almendras, de arroz o de yogur, entre otras.

Además, hay una variedad de 50 sabores combinables entre sí, que se integran con una gran variedad de endulzantes: sustitutos, stevia o azúcares de todo tipo.

Una vez hecha la mezcla, se coloca en una plancha fría que alcanza una temperatura de por lo menos 50 grados bajo cero hasta que toma la consistencia del helado, lo que se logra en aproximadamente 30 segundos.

La flexibilidad de este proceso, añadió Álvarez, otorga ventajas que van más allá del gran número de combinaciones que se pueden lograr, como el hecho de regionalizar los sabores, es decir, emplear productos originarios de cada zona del país.

Un ejemplo de ello es que la tuna puede ser ideal para crear un helado en San Luis Potosí, o que el helado con ate sea el producto estrella de Michoacán. Otra ventaja es que el cliente puede emplear sus propios ingredientes.

Además de helados, Thinky vende crepas, café y bebidas frías. Sus sucursales cuentan con la posibilidad de enviar un carrito de helados a fiestas y eventos, pues incluso tiene la opción de ofrecer sabores o combinaciones hechas con bebidas alcohólicas.

“Siempre conviene tener movilidad y no sólo esperarse a lo que se venda en las tiendas”, afirmó.

Actualmente Thinky cuenta con un total de siete sucursales: dos propias en San Luis Potosí y otra franquiciada en el mismo estado, además de dos en la Ciudad de México, una en Guadalajara y otra en Monterrey.

La firma planea incursionar en el mercado estadounidense con la apertura de dos sucursales, proyectadas hacia el último trimestre del 2015, lo que serviría para dar impulso a la marca.

“El cruzar la frontera nos dará un potencial mayor, nos dará un mayor interés para la gente que quiera invertir. Asimismo, nos da perspectivas para entrar a nuevos mercados”, comentó el empresario.

Nuestra perspectiva de negocio es tener la mayor cantidad de sucursales en diciembre de 2015 y en 2016 tener un concepto mejor definido con nuevas características

El costo de la franquicia parte de 125 mil pesos e incluye derechos de marca, mobiliario, proyecto arquitectónico, máquinas y material de refrigeración. El costo no incluye la obra civil.

“El periodo de recuperación de la inversión es de 18 meses. Nosotros calculamos no sólo la recuperación, sino que se tiene que estar abriendo una franquicia más, ya que la inversión no es tan elevada“, señaló el empresario.

Para combinar
Con una baja inversión puede vender helados y bebidas.
Costo de la franquicia: Desde 125 mil pesos
Número de sucursales: 7​
Años de operación: 3
Recuperación de la inversión: 18 meses