Fotogalerías
(Eladio Ortiz)
Oscar Omar Treviño Morales, alías el Z-42, quien llegara al hangar de la PGR el miércoles por la tarde, cuenta con 11 órdenes de aprehensión por los delitos de secuestro, homicidio delincuencia organizada, robo de hidrocarburo, tráfico de personas y armas, entre otras, informó Monte Alejando Rubido Garcia, Comisionado Nacional de Seguridad. (Eladio Ortiz)
Entre los múltiples hechos delictivos de extrema violencia que se le atribuyen a Treviño Morales están las agresiones a instalaciones diplomáticas de Estados Unidos en México; el ataque al Casino Royale, donde murieron 52 personas y la muerte de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas. (Eladio Ortiz)
Los gobiernos de México y Estados Unidos ofrecían una recompensa para quienes dieran información que llevara a su captura; 30 millones de pesos y 5 millones de dólares, respectivamente. (Eladio Ortiz)
En conferencia de prensa, en el hangar de la PGR, Rubido Garcia explicó que este sujeto era uno de los principales generadores de violencia en los estados de Tamaulipas, Coahuila, y Nuevo León, parte de estos por el mando de Los Zetas, pues a la captura de Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, jefes de plaza de la organización no aceptaron que fuera Oscar Omar quien asumiera el liderato del grupo. (Eladio Ortiz)
En un operativo simultáneo en la misma zona de Monterrey en donde se localizó al Z-42, también se detuvieron a Carlos Arturo Jiménez Encinas, encargado de la operación financiera de Los Zetas; así como cuatro personas más identificadas como Rodolfo Cambell Encinas, Juan Pablo Téllez de la Cerda, Ricardo Aurelio Torres Rodríguez y Miguel Ángel Anzaldua Meléndez. (Eladio Ortiz)

El Z-42 es trasladado a las instalaciones de la SEIDO

El 'Z-42', Oscar Omar Treviño Morales, hermano del capturado exlíder zeta, Miguel Ángel Treviño Morales, fue arrestado durante la madrugada de este miércoles en Monterrey y trasladado a la las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) del DF.
Compartir