Financial Times

Siete opciones para enseñar a tus hijos a programar

Daisy the Dino y Hopscotch son dos aplicaciones para acercar a los niños al pensamiento lógico. Otras opciones son para el salón de clases, como el material de Code.org.
Sarah Mishkin
04 julio 2014 23:32 Última actualización 06 julio 2014 5:5
Uno de los robots de modrobotics. (Cortesía)

Uno de los robots de modrobotics. (Cortesía)

Inscribir a los niños a clases de mandarín es muy del año pasado. Lo de hoy es enseñarles a programar. Gracias a una serie de nuevas aplicaciones, sitios Web e incluso un juego de mesa, los padres o profesores pueden introducir a los niños a la programación.

El objetivo de la mayoría de las aplicaciones y juegos diseñados para enseñar ciencia computacional no es para instruir a los niños en la codificación actual, sino para enseñarles cómo pensar como un programador por medio de una interfaz visual de “drag and drop”.

El punto es que los niños lleguen a pensar con estructuras lógicas básicas, tales como el concepto de que una acción puede desencadenar una respuesta definida e introducir la idea de que una secuencia de órdenes puede crear algo.

Un buen lugar para comenzar es en el iPad con dos aplicaciones: Daisy the Dino (iOS, gratuita) para los niños más pequeños y Hopscotch (iOS, gratuita) para los un poco mayores.

1
 

La interfaz de Daisy the Dino es simple. Los niños controlan un dinosaurio verde eligiendo entre una lista de acciones predefinidas (saltar, volar, crecer) y luego deciden si un golpecito en el dinosaurio o mover el aparato activarán la animación que diseñaron.

La app incluye pequeños retos que deben resolver pensando lógicamente. ¿Pueden encontrar la manera de hacer que el dinosaurio alcance una estrella ligeramente adelante y arriba de él? Primero, deben decirle que se mueva hacia adelante y luego saltar.

1
 

Hopscotch está estructurado de manera similar, pero con más opciones. Los usuarios pueden definir sus propias acciones, elegir entre varios personajes y conectarse a una comunidad para compartir sus proyectos o conseguir la inspiración de otros. Un inteligente ‘programadorcito’ ha usado Hopscotch para imitar el popular juego Fruit Ninja, donde los usuarios deben partir frutas en movimiento.

1
 

Como siguiente paso, pruebe Scratch (en línea scratch.mit.edu, gratis), un proyecto del MIT llamado Lifelong Kindergarten Group Technology, con programas y productos para gente de todas las edades que permiten jugar con el diseño y el pensar creativamente.

Scratch es una sofisticada plataforma que, de nuevo, no requiere la escritura real de código, pero permite a los usuarios arrastrar y soltar las acciones predefinidas y las respuestas en una secuencia que controla los objetos en la pantalla. Las posibilidades son casi infinitas, y los usuarios en el sitio pueden ver los proyectos que otros han compartido para tener una idea de la diversidad de lo que es posible.

1
 

Otras iniciativas para enseñar a los niños sobre informática se enfocan en el aula, como Code.org, una iniciativa sin fines de lucro apoyada por empresas de tecnología como Google y Microsoft.

A través de su página web, el grupo propone un plan curricular gratuito y materiales para la enseñanza de la informática a los estudiantes de primaria y secundaria. También dirige talleres presenciales para ayudar a los profesores a enseñar programación a sus estudiantes.

1
 

Los robots también pueden ser utilizados para introducir la lógica de una manera divertida para los niños pequeños. Cubelets (modrobotics.com, desde 159.95 dólares por un kit de inicio) proporciona cubos robóticos que pueden ser unidos entre sí de una manera que hace que el pensamiento lógico sea tangible.

Ensambla un cubo con la batería, otro con un objeto que hace ruido adentro y otro con un sensor de luz y construyes un pequeño robot que se mantiene en silencio cuando está en la luz y hace ruido si se tapa.

1
 

RobotsLAB, con sede en San Francisco, ha creado un plan de estudios para ayudar a los maestros a integrar los cubos en las lecciones de clase y tiene diferentes lecciones para incluir robots para enseñar matemáticas y ciencia. 

1
 

Enseñar a los niños a código podría ser un objetivo admirable, pero sentarlos delante de una pantalla durante demasiadas horas tiene sus problemas. ¿Qué más se puede hacer?

Recurrir a Robot Turtles, un juego de mesa diseñado por Dan Shapiro, padre de gemelos de cuatro años de edad quien tomó un tiempo libre de su trabajo en Google para construir una opción off-line que los acercara a la programación. Los jugadores usan tarjetas para dar a sus piezas complejas instrucciones sobre cómo moverse, de forma similar a los programas de ordenador. Robot Turtles se vende por 24.95 dólares