¿Por qué Slim quiere una semana laboral de 3 días?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Por qué Slim quiere una semana laboral de 3 días?

COMPARTIR

···
Financial Times

¿Por qué Slim quiere una semana laboral de 3 días?

Durante una conferencia en Paraguay, el magnate mexicano Carlos Slim insistió en su propuesta de instaurar una semana laboral de tres días para generar una fuerza laboral más saludable y productiva.

Jude Webber
18/07/2014
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Todos estamos equivocados, dice Carlos Slim: deberíamos trabajar sólo tres días a la semana.

Durante una conferencia en Paraguay, el magnate mexicano afirmó que es tiempo de dar un giro radical sobre la vida laboral de la gente. En lugar de poder retirarnos a los 50 o 60 años, señaló, deberíamos seguir trabajando hasta ser mayores, pero al mismo tiempo tener más tiempo libre.

"La gente tendrá que trabajar por más años, hasta los 70 o 75, y sólo hacerlo tres días a la semana, tal vez 11 horas al día", insistió en la conferencia, según la agencia de noticias Paraguay.com.

,,


"Con tres días laborables a la semana, tendríamos más tiempo para relajarnos, por calidad de vida. Tener cuatro días (libres) sería muy importante para generar nuevas actividades de entretenimiento y otras formas de estar ocupado", añadió.

El multimillonario de 74 años cree que esa opción generaría una fuerza laboral más saludable y productiva, mientras soluciona desafíos financieros relacionados con la longevidad.

Slim predica con el ejemplo. En Telmex, el contrato colectivo permite que los trabajadores que empezaron a trabajar muy jóvenes sean elegibles para retirarse antes de los 50 años. Pero un esquema voluntario instituido por el empresario les permite seguir laborando, con sueldo completo, sólo cuatro días a la semana.

El magnate, estratega y filántropo ha dicho que lo que más le gusta es pensar. Ha cultivado intereses más allá del mundo empresarial: su pasión por la escultura de Rodin y como coleccionista de arte es evidente en el museo Soumaya, dedicado a su fallecida esposa.

Otra de sus convicciones es que la educación debería ser repensada. En Paraguay, dijo que ésta "no debería ser aburrida, sino divertida" y debería enseñarle a la gente "no a memorizar, sino a razonar; no a domesticar, sino a entrenar". Además llamó a profundizar en el entrenamiento vocacional.

Mientras tanto, Slim no parece tener planes de retirarse.

"Miren a quien respeta: el banquero mexicano Manuel Espinosa Yglesias fue algo así como su mentor, y él seguía trabajando a sus más de 80 años", explicó Andrew Paxman, historiador británico que escribe un libro sobre Slim.