Financial Times

La ‘trampa’ en el plan fiscal de Trump

En vez de aplicar una reforma genuina que recibiría el aplauso de economistas de izquierda y derecha, Trump quiere un plan que brindará tasas más bajas para aquellos que ya se benefician del sistema tributario, es decir, más dólares para sus 'aliados'. 
Edward Luce
25 octubre 2017 22:18 Última actualización 26 octubre 2017 5:0
Ismael Angeles

Ismael Angeles

Hace casi un año, Donald Trump ganó la presidencia con la promesa de que serviría a los “estadounidenses olvidados”. En las próximas semanas, es probable que el Congreso apruebe el primer proyecto de ley serio de la era Trump: un recorte de impuestos. Puede ser el último, también.

No importa cuál sea la pregunta, los republicanos de Trump siempre tienen la misma respuesta. Los recortes de impuestos siempre son el remedio. La ironía es que profundizarán las desigualdades que allanaron el camino para la elección del Trump.

Pero ése será el problema de otra persona. Antes de que termine el año, es probable que Trump finalmente obtenga la ‘victoria’ que tanto ha anhelado.

Esto habrá sucedido a pesar de Trump. Con el Congreso en manos de los republicanos, él podría haber diseñado una reforma tributaria única en una generación. Esto hubiera dividido al Partido Demócrata y Trump hubiera brillado por primera vez.

A cambio de tarifas más bajas, Trump podría haber drenado el pantano de Washington de las exenciones impositivas otorgadas a los intereses especiales. Esta reforma habría simplificado el código impositivo, pagado por sí misma y nivelado el campo de juego para las pequeñas empresas, y para las nuevas empresas que aún no han nacido.

La batalla hubiera sido sangrienta. Pero Trump se habría ganado el aplauso de los economistas de izquierda y derecha. Eso hubiera sido una reforma genuina.

Los recortes de impuestos son otra cosa. Aprobar los recortes de las tasas impositivas nominales perpetuaría el sistema tributario manipulado de EU con tasas más bajas para aquellos que ya se benefician de él. Sería como cortar el número de celdas de la cárcel sin cambiar el código penal y llamarlo reforma de la justicia penal.

Del mismo modo en que las cárceles comenzarían a reventar, los recortes de impuestos de Trump exacerbarán el déficit fiscal de EU. Eso significará menos dólares para los estadounidenses olvidados, y más para sus conciudadanos pudientes.

Trump ha hecho todo lo posible por alienar a los críticos republicanos, aunque necesitará cada voto para garantizar que se aprueben los recortes fiscales. Mi apuesta es que pasará de todos modos. Los recortes de impuestos son la razón de ser del Partido Republicano.

Los recortes de impuestos harán poco para impulsar el crecimiento de EU. Tampoco, a pesar de las afirmaciones de Trump, elevarán los salarios de la clase media.