Financial Times

Empresas familiares: lo que quieras, pero por escrito

01 febrero 2014 10:14 Última actualización 08 noviembre 2013 5:2

[Expertos aseguran que muchas familias poseen varios negocios que requieren diversos niveles de capital y técnicas de gestión. / Cuartoscuro] 


 
 
 
 
Por Lucy Warwick-Ching
 
 
Los desacuerdos sobre la asignación de activos y la dirección de las empresas familiares han llevado a algunos de los individuos más ricos del mundo a recurrir a acuerdos por escrito para facilitar las estrategias de gestión de riesgo en los últimos años de la crisis financiera.
 
Conforme las familias acaudaladas han visto diezmados sus flujos de efectivo, se ha vuelto más difícil llegar a acuerdos sobre las estrategias para la riqueza a largo plazo y han surgido conflictos en cuanto a la distribución de capital para apoyar a las empresas familiares.
 
 
Las “Family Offices” (oficinas familiares) han reportado un aumento en el número de acuerdos formales, conocidos en la industria como constituciones escritas. Éstos describen cómo la riqueza debe ser administrada por las generaciones futuras.
 
 
“No hay una fórmula mágica para asegurar la protección de los activos a largo plazo en términos de la empresa familiar o bienes de propiedad privada o para evitar conflictos dentro de las familias,” dice Anna Steward, abogada principal de la firma Charles Russell. “Sin embargo, si se usa una constitución para establecer estrategias de comunicación y procedimientos entre los miembros de la familia que se esfuerzan por lograr la equidad en la toma de decisiones, hace más probable que las familias trabajen juntas para protegery preservar el negocio y el patrimonio familiar acumulado.”
 
 
Las constituciones familiares han existido por generaciones en los contratos de fideicomisos, las alianzas, los acuerdos de accionistas u otros documentos, según los expertos.
“Igualmente,” dice Alexander Dickinson, socio en el despacho de abogados Bond Dickinson, “el deseo de una familia por asignar capital entre los diferentes miembros de la familia, algunos de los cuales pueden estar involucrados en el negocio familiar y otros que no, no es nada nuevo.
 
 
“Muchas familias poseen varios negocios muy diferentes que requieren diferentes niveles de capital y diferentes técnicas de gestión”.
 
 
Dichos acuerdos tienden a combinar una serie de documentos separados que establecen el marco para el autogobierno de la familia. Esto puede incluir un acuerdo de accionistas de la empresa, la constitución de un consejo familiar con los procedimientos de solución de controversias acordados y un comité de asesoramiento de inversiones que puede incluir a miembros ajenos a la familia.
 
 
En ellos, se exponen los objetivos de la familia, los principios primordiales y el acceso a la información para los familiares, que no tienen un papel activo en la gestión o supervisión de las empresas y otros activos. Puede cubrir las necesidades de los miembros de la familia para celebrar acuerdos prenupciales y dar cuenta de las circunstancias bajo las cuales la empresa puede ser vendida.
 
 
Una de las características clave, dice Steward, es que debe ser capaz de ser modificada, dentro de ciertos límites.
 
 
Por ejemplo, si el negocio se vende, las estrategias de distribución y la inversión son propensas a cambiar de enfoque. “Mientras que una constitución no es en sí un documento jurídicamente vinculante, si se insta a los miembros de las generaciones actuales y sucesivas a adherirse a ella, hay mayor probabilidad de que estén dispuestos a respetar los principios dentro de la constitución,” sostiene.
 
 
Asimismo, pueden tener el beneficio adicional de ayudar a las personas a definir exactamente los términos de sucesión. “Además de tener ventajas prácticas, el proceso de elaboración de una constitución familiar puede ser extremadamente útil en sí, ya que requiere que los miembros de la familia den un paso atrás y consideren el panorama más amplio, que siempre es tiempo bien invertido,” dice David Baker, jefe de inversiones en Mazars Financial Planning.
 
 
Es importante que los miembros jóvenes de la familia se involucren y muchas familias están utilizando la tecnología moderna para involucrarlos.
 
 
“Ahora estamos utilizando plataformas de comunicación innovadoras para captar la ‘información blanda’, ya sea en plataformas de redes familiares, que son como los sitios privados de Facebook, o depositarios basadas en nubes seguras, que permiten que la comunicación y las actualizaciones sean compartidas entre los miembros,” dice Mike Batchelor, jefe de la oficina privada en Broadstone Pensions & Investments. Sostiene que esto puede ayudar a los familiares a tomar mejores decisiones después de un cambio generacional entre los miembros de la familia encargados de tomar decisiones importantes.
 
 
 
También te pueden interesar estos artículos:
 
Ryanair, Airbus y los vuelos pesadilla
Revoluciona gas de esquisto a refinerías de EU
China, dispuesta a convencer a escépticos