Financial Times

FINANCIAL TIMES: El próximo movimiento de Carlos Slim

10 febrero 2014 4:22 Última actualización 18 octubre 2013 5:2

[Algunos observadores sugieren que la movida podría indicar un intento del magnate por alejarse de Europa para centrase en Brasil. / Bloomberg] 


 


Por Jude Webber y Anousha Sakoui
 
 
Carlos Slim se encuentra en la inusitada situación de haber perdido la partida en su intento por adquirir KPN.
 

El hombre más rico del mundo es “conocido por su tendencia a exprimir a todos y por ser un comerciante consumado, pero a veces te toca pagar,” dijo un analista de telecomunicaciones, agregando: “Ésta es la primera vez que hemos visto a Slim en una situación en la que el exprimido es él.”
 

Lo que su grupo de telecomunicaciones, América Móvil, hará a continuación ha provocado intensa especulación. Algunos observadores sugieren que la movida podría indicar un intento de Slim por alejarse de Europa para centrarse en Brasil, donde una reorganización del sector podría ser provocada próximamente por la presunta venta de la unidad brasileña de Telecom Italia.
 

América Móvil “podría haber llegado a la conclusión de que en este momento tiene más sentido preservar sus energías para realizar una adquisición sinérgica en Brasil”, dice Usman Ghazi, analista de Berenberg.
 

Otros creen que el magnate mexicano de las telecomunicaciones está simplemente preparando el terreno para renovar una oferta por KPN en seis meses, cuando presentaría un desafío legal a la defensa de la “píldora venenosa” de KPN que le otorgó a una fundación encargada de proteger los intereses de los accionistas suficiente poder de voto para vetar cualquier oferta hostil.
 

“KPN no es la mejor empresa del mundo, pero le daría (a América Móvil) una plataforma...Dentro de cinco años, el mercado europeo del teléfono móvil estará ya plenamente definido y (América Móvil) quiere estar en ese grupo”, dijo un gerente de fondos –con 10 millones de dólares en acciones de KPN– con expectativas de que el acuerdo se concretase.
 

Esa posibilidad también fue planteada el jueves por Eelco Blok, director ejecutivo de KPN. “Yo no voy a decir cuál era el precio que queríamos porque existe la posibilidad de que nos sentemos nuevamente a negociar,” le dijo a los periodistas.
 

“He dicho internamente que parecía que América Móvil quería asientos de primera fila pagando sólo unos centavos,” agregó. Las acciones de KPN cayeron un 8 por ciento a 2.35 euros, 3.20 dólares, –a media mañana del jueves– un golpe no sólo para el grupo holandés, sino también para América Móvil, que todavía mantiene una participación de 30 por ciento en KPN, la cual fue comprada a un precio mucho más alto.
 

Arturo Elías Ayub, portavoz del conglomerado Carso y yerno de Slim, se negó a comprometerse a un curso de acción específico.
 

“Podríamos venderla, podríamos mantenerla, podríamos comprar más,” dijo refiriéndose a la participación de 30 por ciento.
 

Si bien la expansión en Europa ha sido una ansiada ilusión para la mayor compañía de telefonía móvil de América Latina, Elías Ayub dice que sus futuras adquisiciones no “tienen que ser en Europa a como dé lugar... podrían ser en Europa, América del Norte, América Latina o en alguna otra parte.”
 

Él trató de pintar la decisión de América Móvil de retirar su oferta como una típica y serena maniobra de Slim. Si la transacción se hubiese llevado a cabo, América Móvil habría tenido que cargar con la deuda adicional, y realizar la pérdida estimada de 900 millones de dólares en la participación de 30 por ciento en KPN que ya posee.
 

“Yo no diría que fue un fracaso o una batalla perdida. Fue un intento por presentar una oferta a un precio razonable”, dice Elías Ayub. Las acciones de América Móvil subieron 4.2 por ciento el miércoles.
 

En vez, le asigna la culpa de la desintegración del acuerdo a la fundación encargada de proteger los intereses de los accionistas de KPN ante ofertas hostiles. Al ejercer su defensa de la píldora venenosa, impidió que los accionistas de KPN pudieran votar sobre si la oferta era, como sostiene América Móvil, “generosa.”
 

Probablemente América Móvil no se preparó lo suficientemente con respecto a la fundación de KPN, la cual fue descrita por una persona familiarizada con las conversaciones como “casi medieval”. También puede haber subestimado la complejidad de hacer una oferta en un mercado tan maduro como el europeo.
 

Pero más allá de cualquier error en la oferta por KPN, Slim emerge del proceso con una reducción de sus pérdidas en sus inversiones europeas. Gracias en parte a un aumento en el valor del peso, su pérdida no realizada de KPN y Telekom Austria, en la que tiene un 24 por ciento de participación, es ahora 1.1 mil millones de euros, 1.5 mil millones de dólares, la mitad de lo que era a finales del año pasado, según los analistas de Bernstein.
 
 
 
También te pueden interesar estos artículos:
 
Las relaciones de Apple y Burberry
Bajan materias primas en AL
Twitter puede convertirse en todo