Empresas

Yucatán planea construir viviendas verticales

12 febrero 2014 4:36 Última actualización 19 mayo 2013 17:34

 [Cuartoscuro] Gobierno federal apuesta a la redensificación de viviendas a través del tipo vertical, con todas las condiciones necesarias para vivir cómodamente. 


 

Yoisi Moguel
 
Mérida.-  La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano implementará en Yucatán un programa piloto, de un parque, en el que los visitantes tendrán la oportunidad de estar en contacto con el agua, áreas verdes y zonas para ejercitarse, proyecto que se está considerando realizar en varias entidades del país.
 
El secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Jorge Carlos Ramírez Marín, aseguró que el gobierno federal  le apuesta a la redensificación de las viviendas a través del tipo vertical con todas condiciones necesarias para que la familia vivan cómodamente.
 
Consideró que con la vivienda vertical se pueden utilizar muchos espacios que quedan hoy, como los centros de manzana o barrios que hay que buscar que se revitalicen y vuelva a vivir gente ahí con más oferta en diseño y una propuesta económica.
 
En Yucatán existe una mayor resistencia al cambio al esquema de verticalidad, sin embargo hacer viviendas verticales en medio de la nada es un reto.
 
Ramírez Marín expuso que de acuerdo a estudios realizados por el Gobierno Federal, existe un impacto decisivo de la casa sobre las personas, ya que vivir en una casa con hacinamiento significa la puerta de entrada a la violencia y a otros males sociales que repercuten en las calles.
 
De ahí, apuntó que se intervendrá en la planeación de 60 ciudades más importantes del país coadyuvando con los ayuntamientos y esperando que a finales de diciembre se pueda tener cuando menos el primer plan de desarrollo nacional.
 
Se busca, apuntó, establecer un convenio con los ayuntamientos para hacer obligatorio algo que hoy es voluntario con el Programa Hipoteca-Mantenimiento-Servicios-Predial que consiste que en el descuento del Infonavit se incluya un porcentaje que se traslade a los desarrolladores para que no entreguen las llaves y se vayan.
 
No solo es hacer más en menos espacio, sino que se tiene que hacer "construcciones verdes" que reduzcan el impacto del calentamiento global con materiales ecológicos y con la utilización de menos energías no renovables, asentó.
 
Explicó que el tipo de vivienda que se hace es con diseño que representa un ahorro al momento de construcción, además de que reflejan menos el calor y contarán con dos recámaras, con costos de alrededor de 74 mil a 75 mil pesos cada una.
 
Este nuevo esquema tiene el objetivo de que los desarrolladores se queden dando mantenimiento a las áreas comunes del fraccionamiento para que aumente la plusvalía y en el predial se descuente una parte para garantizar este servicio.
 
Además, anunció que en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre, la dependencia a su cargo apoyará la construcción de 30 casas para personas que viven en condición vulnerable en el municipio de Tahdziú, una de las localidades donde se enfoca la estrategia para combatir el rezago alimentario.
 
Al hacer uso de la palabra, Ramírez Marín aseguró que la SEDATU se encuentra trabajando para regular el desarrollo urbano en todo el territorio del país, con el fin de que se construyan viviendas dignas de más de una habitación y se mitiguen los efectos del cambio climático y la contaminación.