Empresas

Ya solo quedan remolques en San Luis Potosí

Dos terrenos, de 220 y 60 hectáreas respectivamente, se quedaron con una obra al 20% y trabajadores que sacan el material que se utilizaría para la construcción de una planta de Ford, cancelada la semana pasada.
Neldy San Martín
05 enero 2017 23:12 Última actualización 06 enero 2017 4:55
Empresa FORD. (AP)

Ford canceló la construcción de una planta en San Luis Potosí para la que invertiría mil 600 millones de pesos. (AP)

La maquinaria está apagada y sobre el terreno quedan ya sólo una decena de trabajadores. A tres días del inesperado anuncio de que Ford ya no invertiría mil 600 millones de dólares en una planta en este municipio potosino, los últimos remolques de las constructoras y los tráileres de las prestadoras de servicios comienzan a abandonar la zona.

“Teníamos rentada una máquina y el día de antier nos avisaron que teníamos que llevárnosla porque se había cancelado el proyecto de Ford, y ayer venimos a ver cuál era la situación y vimos que sí ya los demás contratistas estaban sacando sus maquinarias”, cuenta Vicente Ávila, trabajador de Maquinarias Mapein.

Se trata de dos terrenos en la carretera 80 D de San Luis Potosí-Villa de Arriaga que están escriturados a nombre de Ford, luego de que el gobierno del estado y el municipio de Villa de Reyes se los donaron. En el terreno de 220 hectáreas se construía la planta ensambladora y en el otro, de 60 hectáreas, se preveía la instalación de empresas que le prestarían servicios a la automotriz, pero todo eso quedó atrás tras las presiones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, contra los planes de inversión de la empresa en nuestro país.

“Ya nos andamos por ir porque ya le dieron en la fregada a la Ford. Ya andamos sacando todo el material para irnos”, dice Sergio, un trabajador de la construcción que el martes se quedó sin trabajo, el mismo día que Trump celebró en redes sociales la decisión de Ford.

Proveedores de servicios contratados por las constructoras dijeron a El Financiero que la obra se quedó al 20 por ciento. “Aquí el impacto fuerte va a ser en todos los contratos que se tenían. Hacemos planes de trabajo y nosotros nos hacíamos trabajando aquí otros meses. Eso es lo que se termina de tajo”, dijo Fernando Rosales, proveedor de mangueras hidráulicas de la empresa VDM Servicio Móvil.

Ni las empresas ni el gobierno de Juan Manuel Carreras esperaban este cambio repentino de Ford, por ello todavía no tienen cuantificado el monto en inversión y gastos que tendrán que regresarles. Se había avanzado en la nivelación del suelo y se estaba cimentando el terreno.

Se había levantado una estructura metálica donde sería la nave del área de pintura. "Se hicieron gastos de renta de oficinas, se había trabajado ya sobre casi 100 hectáreas de plataforma, los gastos notariales. En fin una serie de gastos que estaremos capitulando en las siguientes dos semanas. No estábamos esperando una noticia como esta, por eso no llevamos la cuenta”, explicó Gustavo Puente, secretario de Desarrollo económico del estado. Ahora el gobierno de San Luis Potosí espera que Ford les regrese los terrenos donados como está en el contrato. Mientras tanto, en la entrada de la capital, en la zona de parques industriales, donde están General Motors y pronto se ubicará MBW, un espectacular anuncia la llegada de la automotriz en inglés: Welcome Ford.