Empresas

Veto de China a consolas termina tras 14 años
con venta de Xbox One

Microsoft podrá empezar a vender su Xbox One en establecimientos comerciales legales en China, luego que las consolas de videojuegos estuvieron prohibidas durante 14 años, aunque los títulos más populares no saldrán a la venta debido al control del gobierno chino; sólo habra 10 juegos disponibles.
Bloombeg
29 septiembre 2014 12:26 Última actualización 29 septiembre 2014 13:25
Xbox One de Microsoft

Se calcula que las ventas de videojuegos en el país llegarán a 18 mil millones de dólares este año, aunque los títulos disponibles para los jugadores chinos carecen de violencia. (Bloomberg)

Los consumidores chinos hoy tendrán la primera oportunidad de comprar legalmente consolas de videojuegos después de una prohibición de 14 años, cuando Microsoft Corp. comience a ofrecer su Xbox One en cuatro mil comercios. El problema es que no se puede conseguir ninguno de sus títulos más populares debido a las restricciones del gobierno.

El dispositivo se venderá en China por 4 mil 299 yuanes (700 dólares) con el control con sensor de movimiento Kinect, frente a un precio de 499.99 dólares por la misma combinación en Estados Unidos.

Microsoft fue el primer actor importante de la industria que empezó a producir en China, superando a Nintendo Co. y Sony Corp. Sin embargo, el fabricante de la Xbox tendrá que vérselas con una generación que aprendió a jugar en los smartphones y las tablets en lugar de consolas y el obstáculo de tener a su disposición sólo diez títulos de los cientos editados para ella. Los reguladores se resisten a autorizar contenidos violentos y entre los juegos ausentes están Destiny y Call of Duty: Advanced Warfare Day Zero Edition.

El hecho de cómo le vaya a la Xbox en China, donde es más pronunciado el éxodo de los jugadores casuales de las máquinas que sirven exclusivamente para juegos, podría mostrar si el país con mayor número de habitantes del mundo puede contribuir a dar vuelta la suerte de los fabricantes de consolas. Se calcula que las ventas de videojuegos en el país llegarán a 111 mil millones de yuanes (18 mil millones de dólares) este año.

“Tendrán que acompañar eso con buen contenido”, dijo Brian Blau, analista de la firma de investigación Gartner Inc., refiriéndose a la biblioteca de juegos de Microsoft en China. “Ser los primeros en salir de la línea de largada es algo que será recordado. Es un punto a su favor”.

China prohibió las consolas en 2000 -el año anterior a que se vendiera la primera Xbox- para proteger a la juventud de la violencia y lo que consideraba la influencia corruptora de los videojuegos. Eso dio lugar a una generación de jugadores acostumbrados a jugar online que ahora se vuelca cada vez más a las aplicaciones para dispositivos móviles. Muchos también juegan en consolas que se consiguen sin problemas en el mercado negro chino.

China eliminó la prohibición en enero al tiempo que estipuló que el Ministerio de Cultura y otros organismos del Estado debían ocuparse activamente de regular el contenido para esos dispositivos.

Los títulos disponibles para los jugadores chinos en general carecen de violencia gráfica e incluyen Forza Motorsport 5, Kinect Sports Rivals y Zoo Tycoon.

The Master Chief Collection, junto con Destiny y la última entrega de Call of Duty son tres de los diez títulos de mayor venta en Estados Unidos que figuran en las listas de Amazon.com, pero no se consiguen en China.

Un título exclusivo del mercado chino es Naughty Kitties del desarrollador local Coconut Island.

Microsoft y su socia BesTV New Media Co. tienen un catálogo de más de diez títulos que están preparando para llevar, entre los que se cuentan Halo y Killer Instinct, dijo la portavoz de Microsoft, Steffi Cao.