Empresas

Western Union da método para resolver exclusión financiera

10 febrero 2014 4:10 Última actualización 15 septiembre 2013 5:45

 [Hickmet Ersek, director general de Western Union/Bloomberg] 


Sergio Meana

Dalian, China.- Tratar como clientes con necesidades especificas a las personas que no tienen acceso al sistema financiero y no como un negocio del que se pueden tomar ventaja es la mejor manera para acercar a los más necesitados a los bancos, aseguró Hickmet Ersek, director general de Western Union.
 
"Si tu ves la inclusión financiera como una ayuda a los pobres, como empresa no tienes posibilidades de éxito porque no entiendes sus necesidades. Si los ves como clientes desde el principio y desarrollas productos para sus necesidades como consumidores ya tienes 90 por ciento del juego ganado", aseguró Ersek.
 
Además, bajo esta perspectiva se debe segmentar como consumidores tradicionales a las personas excluidas del sistema financiero, indicó.
 
"Estamos presentes en 200 países y si divides como si fuera cualquier mercado en segmentos, según sus necesidades, se vuelve aún más interesante. Entonces en Estados Unidos se necesita inclusión financiera, pero de distinta manera que en India y en India de distinta manera que en Pakistán o en Gabón o en México", puntualizó.
 
En la plática "Inclusión Financiera a través de la Innovación" en el marco del Foro Económico Mundial, Ersek dijo que Western Union ha ido a donde los clientes han pedido.
 
"En realidad vamos a los países en los clientes nos piden que vayamos, pero no ha sido un viaje fácil, más bien ha sido un modelo complicado pues nosotros no definimos las necesidades de los clientes sino que en cada País acudimos a los expertos sociales y a las organizaciones para poder entender mejor las necesidades", reveló el directivo.
 
De este camino difícil han salido experiencias muy gratificantes como que se puedan mandar 200 dólares a Filipinas para pagar una escuela en la que solo se acepta efectivo, enfatizó.
 
"En realidad hemos visto que se vuelven experiencias que cambian vidas porque en el momento que llega el dinero en ese momento se decide si su hijo va a la escuela o no ese año.
 
Entonces lo que pasa en Filipinas es que la mamá toma el dinero va a la escuela y paga la colegiatura de todo el año, pero es una escuela en la que no hay terminales, no hay celulares con aplicaciones ni nada entonces por más tecnología que quisiéramos implementar en realidad no serviría", contó Ersek.
 
Dichos consejos y ejemplos pueden ayudar a México a dar soluciones al 62.5 por ciento de los 2 mil 465 municipios que no cuentan con al menos una sucursal bancaria, según reportes de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).