Empresas

Wal-Mart multará a proveedores que no entreguen productos a tiempo

La cadena de supermercados, con el programa ‘A tiempo, por completo’. impondrá sanciones a quienes no lleven sus productos a tiempo, con el fin de mejorar la disponibilidad.
Bloomberg
12 julio 2017 12:25 Última actualización 12 julio 2017 12:26
Walmart (Reuters)

Walmart (Reuters)

Wal-Mart está presionando desde hace tiempo a su vasta red de proveedores, y ahora se dispone a redoblar la amenaza. Esta vez se concentra en la programación de las entregas, y la compañía habla en serio. ¿Dos días de retraso? Eso supondrá una multa. ¿Un día de demora? También eso conllevará una multa. ¿A tiempo pero sin que los productos tengan un empaque adecuado? Adivinaron: una multa.

El programa, llamado ‘A tiempo, por completo’, apunta a incorporar mil millones de dólares de ingresos mediante una mejora de la disponibilidad de productos en las tiendas, de acuerdo con elementos de una presentación a los que tuvo acceso Bloomberg, y subraya la urgencia que siente Wal-Mart en momentos en que aumenta los sueldos, baja los precios y se enfrenta a Amazon.com, un poderoso rival que busca crecer con el plan de adquisición de Whole Foods Markets.

“Wal-Mart tiene que mejorar la eficiencia donde pueda”, dice Laura Kennedy, analista de Kantar Retail. “Lo que hace es presionar cada vez más”.

La iniciativa se basa en el avance que hizo Wal-Mart en la reducción del inventario y el ordenamiento de sus 4 mil 700 tiendas en Estados Unidos luego de que se vieran tan desbordadas que con frecuencia almacenaban productos en tráileres estacionados en la parte trasera de los locales.

Wal-Mart no es la primera gran firma minorista que endurece el plazo para las entregas de sus proveedores. Target instrumentó una política similar el año pasado en el marco de una mayor reorganización de la cadena de suministro.

Pero la enorme red logística de Wal-Mart de más de 150 centros de distribución en Estados Unidos eclipsa la de cualquier otra compañía minorista, y la empresa habitualmente representa una parte considerable de las ventas de sus proveedores (el 27 por ciento de las de Clorox, por ejemplo).

​Productos de venta rápida

Las nuevas reglas entrarán en vigencia en agosto y la compañía dijo que exigirá a los grandes proveedores de artículos de rápida venta –alimentos, toallas de papel- que “entreguen el cien por ciento de lo encargado en el plazo acordado el 75 por ciento de las veces”.

Los productos que lleguen tarde o que no lleguen durante un período de un mes incurrirán en una multa del tres por ciento de su valor. También las entregas adelantadas se castigan, ya que generan un exceso de inventario.

Wal-Mart quiere que para febrero esas entregas se hagan a tiempo y completas (OTIF por la sigla en inglés) el 95 por ciento de las veces. Su objetivo anterior era de 90 por ciento y tenía una ventana más benévola de cuatro días.

"La variabilidad es el principal enemigo de la cadena de suministro”, dijo Kendall Trainor, un director de soporte de operaciones y colaboración con proveedores de Wal-Mart, en una presentación ante vendedores realizada este año.

Esas variaciones pueden ser muy grandes: el cumplimiento de la norma OTIF por parte de los 75 principales proveedores de Wal-Mart –entre ellos Procter & Gamble y Unilever- era de apenas el 10 por ciento, según la presentación de Trainor, y ninguno había alcanzado el objetivo de 95 por ciento a largo plazo.