Empresas

VW reduce 50% variantes de Golf; invertirá en autos autónomos

La compañía automotriz anunció que destinará los recursos de los motores y cajas de cambio de ese modelo, que es el más vendido del mercado, en su línea I.D., que se lanzará en 2020 y busca competir con Tesla y Nissan.
Bloomberg
13 septiembre 2017 9:24 Última actualización 13 septiembre 2017 9:24
Golf (shutterstock)

Golf (shutterstock)

Volkswagen reducirá en casi un 50 por ciento las variantes de motor y caja de cambios de la nueva generación de su hatchback Golf, el auto de mayor venta, como parte de la iniciativa de la automotriz alemana para reducir los costos de desarrollo y liberar fondos para sus planes de vehículos eléctricos.

Las combinaciones de sistemas de transmisión con bajas tasas de compra serán eliminadas o limitadas a los paquetes de opciones, declaró en entrevista Frank Welsch, director de desarrollo de la marca VW. Las variantes de modelos de la línea totalmente eléctrica I.D. de VW, cuyo lanzamiento está programado para 2020, sólo representarán el 10 por ciento de los productos de la generación actual del Golf, señaló.

“Tener una décima parte de variantes de vehículos reducirá los costos de manera significativa y también podemos llevar los autos antes al mercado porque no tendremos que completar la totalidad de las extensas pruebas para todas las versiones posibles”, dijo Welsch en el Salón Internacional del Automóvil “Después podemos ofrecer actualizaciones de software por vía inalámbrica, mientras el hardware se mantiene sin cambios”.

Reducir el exceso de gastos de desarrollo es vital para la estrategia de recuperación de la marca VW que comprende compensar la débil rentabilidad fuera de China.

La mayor división de la automotriz más grande del mundo apunta a una ganancia operativa de cuatro por ciento de los ingresos en 2020 y a un margen de seis por ciento en 2025, pese a las enormes inversiones en tecnología eléctrica y servicios digitales.

VW gastará 6 mil millones de euros (7 mil 200 millones de dólares) hasta 2025
en una ampliación que incluye fabricar 23 modelos totalmente eléctricos para ese año, lo que representará casi la mitad de los 50 vehículos impulsados sólo a batería.

VW planea producir versiones totalmente eléctricas de sus modelos Lavida y Bora en China, el mayor mercado de la marca, que representa aproximadamente la mitad de los seis millones de entregas anuales de la marca en todo el mundo.

Welsch prevé que a largo plazo los vehículos que utilizan tecnología eléctrica dedicada, como el hatchback I.D. Neo o el compacto crossover I.D. Crozz, se impondrán a las versiones a batería de los modelos actuales con motores de combustión, como el Golf E.

La marca VW planea vender un millón de autos eléctricos por año para 2025 para superar a los líderes del mercado Tesla y Nissan. Eliminar los modelos de bajo volumen generará más de 2 mil 500 millones de euros de ahorro para financiar la iniciativa de autos eléctricos, dijo la división el año pasado.

En noviembre, VW firmó un acuerdo con sus poderosos sindicatos que permitirá ahorrar 3 mil 700 millones de euros anuales en costos de mano de obra para 2020. De estos, las plantas alemanas por sí solas representan 3 mil millones de euros.