Empresas

VW busca flexibilidad laboral a cambio de estabilidad 

El vicepresidente de Relaciones Corporativas de la armadora alemana Volkswagen, Thomas Karig, enfatizó que para mantener la estabilidad laboral será necesario mejorar los niveles de flexibilidad entre los empleados.
Tonatihu Avelino / Corresponsal
11 agosto 2014 19:46 Última actualización 11 agosto 2014 19:52
[Bloomberg] VW apunta casi a duplicar su capacidad de producción en China a más de 4 millones de vehículos. 

[Bloomberg] VW apunta casi a duplicar su capacidad de producción en China a más de 4 millones de vehículos.

PUEBLA.- Ante un escenario incierto para los próximos años, la prioridad para la empresa Volkswagen en la revisión contractual que se lleva a cabo será mantener la estabilidad en el empleo y la viabilidad económica a través de la flexibilidad laboral que se ha solicitado al sindicato.

Así lo señaló el vicepresidente de Relaciones Corporativas de la firma alemana, Thomas Karig, quien dejó en claro que para mantener la estabilidad laboral dentro de la armadora alemana, será necesario mejorar los niveles de flexibilidad.

“Consiste básicamente en poder ajustar la jornada a la situación de la demanda, a diferencia de estar contratando y despidiendo personal; en este caso a los eventuales. Hoy tenemos un nivel de producción menor a nuestra capacidad (…) y el incremento de la producción nos va a garantizar el empleo de los que ya están e incluso poder contratar a algunos más”, puntualizó.

En conferencia de prensa, confirmó que una de las propuestas que se presentó al Sitiavw fue el banco horas, aunque finalmente fue rechazada, por lo que se están discutiendo otros esquemas que evitó detallar, a fin de no afectar las negociaciones que se llevan a cabo.

Thomas Karig dijo que para conseguir una estabilidad en los procesos productivos que conlleve a garantizar el empleo, es necesario buscar los mecanismos para poder llegar a volúmenes de producción más altos y más estables. Por ello es que se está realizando una revisión integral del contrato colectivo.

Añadió que mantener la estabilidad del empleo y la viabilidad económica de la empresa, es un reto compartido con el sindicato, y que de ello depende la capacidad de poder atraer nuevos proyectos a Puebla, que aprovechen plenamente la capacidad instalada en maquinaria.

Coincidió con el Sindicato en el sentido de que existe un buen ánimo para llegar a un acuerdo antes de que concluya el emplazamiento a huelga el próximo 18 de agosto, aunque informó que hasta el momento sólo se han verificado los aspectos administrativos del contrato colectivo y no se ha llegado a la discusión del incremento salarial global de 16 por ciento que piden los trabajadores.

“No voy a hablar de cifras, pero sí es importante colocarnos en el contexto real del entorno de la industria automotriz, de la economía mexicana y, por supuesto, de la situación de la planta de Puebla, que en este momento no es una situación boyante como la que vimos en 2012”, respondió al ser cuestionado sobre la posibilidad de que se otorguen dos dígitos de aumento al salario.