Empresas

VW bajará precios en EU para contrarrestar caída en sus ventas

Tras el escándalo de emisiones que ha afectado tanto sus ventas como operaciones, Volkswagen ha prometido precios más bajos para sus concesionarios en Estados Unidos como parte de un acuerdo para compensarlos por las pérdidas registradas.
Bloomberg
26 agosto 2016 20:10 Última actualización 26 agosto 2016 20:10
vw

Aunque las ventas de Volkswagen en EU se derrumbaron este año, sus problemas cada vez mayores son anteriores al escándalo de emisiones. (Bloomberg)

Volkswagen AG promete a los concesionarios de Estados Unidos una gama más amplia de modelos y precios más bajos en su intento por generar más interés y relanzar la segunda automotriz más grande del mundo tras afrontar multas récord y el derrumbe de las ventas.

“Estamos obteniendo el producto que pedíamos”, dijo Alan Brown, presidente de la asociación de concesionarios de VW en Estados Unidos, en una entrevista telefónica. Volkswagen también planea bajar el precio de venta sugerido de sus autos con el propósito de impulsar las ventas y lo hace con “concentración en el volumen”, dijo Brown.

La automotriz alemana informó a los concesionarios del cambio hacia una estrategia más masiva para la marca como parte de un acuerdo para compensarlos por las pérdidas ocasionadas por su manipulación sobre emisiones contaminantes.

El jueves VW acordó pagar a 652 concesionarios alrededor de mil 200 millones de dólares, dijo una persona familiarizada con el tema. La automotriz dijo que hará pagos en efectivo y que ofrecerá beneficios adicionales a los concesionarios para solucionar sus reclamos, sin dar más precisiones.

1
 

 

tiguan

Aunque las ventas de Volkswagen en EU se derrumbaron este año, sus problemas cada vez más extendidos en el mercado son anteriores al escándalo. Los concesionarios presionaron a la automotriz durante años para que ampliara su oferta de modelos en Estados Unidos y fabricara vehículos más básicos que pudiesen tener precios más competitivos.

Después de abrir una planta en Tennessee para fabricar una versión más grande y simple del Passat para los estadounidenses, VW no repitió la estrategia con otros vehículos.

Si bien la marca homónima representa más del 10 por ciento del total de automóviles vendidos en Europa, su participación en el mercado de Estados Unidos cayó a 1.7 por ciento. Las ventas de la marca VW bajaron casi 14 por ciento en julio, pese a que las ventas de todo el sector subieron 1.3 por ciento, según la investigadora Autodata Corp.

Los problemas de Volkswagen en Estados Unidos se iniciaron cuando la automotriz intentó ofrecer el tipo de automóviles que los estadounidenses quieren comprar. Su línea de utilitarios consta de dos vehículos, ninguno de los cuales es apropiado para Estados Unidos.

El Tiguan compacto, en términos generales, es demasiado pequeño para los estadounidenses, mientras que el Touareg de cinco asientos es caro: 50 mil dólares como mínimo, casi 20 mil dólares más que el Hyundai Santa Fe, el Toyota Highlander y el Ford Explorer, todos los cuales tienen capacidad para al menos siete pasajeros.

VW no se atuvo a la práctica estadounidense de actualizar vehículos todos los años con alteraciones menores para atraer clientes hacia el siguiente modelo. En Europa, las automotrices renuevan sus autos cada siete años, con una modesta modificación a mediados del ciclo.

Los concesionarios están disgustados porque invirtieron mucho dinero en locales grandes y nuevos después que el máximo responsable de VW, Martin Winterkorn, prometió incrementar las ventas anuales en el mercado a 800 mil para 2018. La marca vendió en el mercado 349 mil 440 vehículos el año pasado.