Empresas

VW ahora debe convencer a la UE de cómo reparará los autos por escándalo

Luego del escándalo por burlar las pruebas de emisiones de contaminantes de los vehículos con motor diésel, la automotriz tendrá que garantizar que resarcirá los daños a los compradores e incluso ofrecerá alguna ventaja adicional.
Bloomberg
24 octubre 2016 16:43 Última actualización 24 octubre 2016 16:52
Volkswagen. (Bloomberg)

Volkswagen. (Bloomberg)

Volkswagen AG enfrenta una renovada presión para subsanar los daños causados por su escándalo de emisiones contaminantes de vehículos diésel, al exhortar la Unión Europea al fabricante de automóviles que inicie la compensación a los consumidores afectados y a que muestre pruebas contundentes de que los vehículos serán reparados dentro del próximo año.

VW “debería identificar claramente lo que ofrecerá a los consumidores y, de manera similar” al bloque de 28 países, dijo el 21 de octubre a la empresa la comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourova, en una carta analizada por Bloomberg, un mes después de que Volkswagen publicara un plan de acción con la propuesta de entregar a los clientes mayor información sobre la reparación de los automóviles.

“Puesto que el problema de las emisiones diésel es resultado de una conducta que parece no ajustarse a varias disposiciones” de las normas de la UE relativas a prácticas comerciales desleales, “el plan debiera ofrecer a los consumidores ventajas adicionales significativamente mayores a las que suelen ofrecen a los clientes cuando llevan sus autos a los talleres debido a problemas técnicos no intencionales o imprevistos”, dijo Jourová.

La batalla por la compensación para los dueños de automóviles de la UE es uno de varios puntos de tensión tras la admisión por parte de VW, hace un año, de haber usado un software en cerca de 11 millones de vehículos que le permitió burlar las pruebas de contaminación.

Estados Unidos está evaluando la magnitud de la multa penal que puede extraer de VW mientras los inversores han entablado demandas que buscan compensaciones por 8 mil 200 millones de euros (8 mil 900 millones de dólares).

La Comisión Europea en Bruselas quiere obtener garantías legalmente vinculantes desde Wolfsburgo, sede de VW en Alemania, de que las reparaciones a los automóviles se llevarán a cabo y no tendrán ningún efecto negativo, dijo un funcionario de la UE con la condición del anonimato pues las negociaciones son privadas. Además de exhortar a Volkswagen a tomar medidas sobre la compensación voluntaria, la UE también quiere que el fabricante de automóviles deje abierta la posibilidad de recompras en ciertas circunstancias.

Jourova volverá a reunirse el jueves con Francisco Javier García Sanz, negociador principal de VW en los asuntos de diésel. Grupos de consumidores europeos criticaron el resultado de la primera sesión entre ambas partes en septiembre, señalando que el plan de acción que compromete a Volkswagen es apenas un poco mejor que la promesa inicial asumida por la compañía en diciembre de reparar los vehículos.

Mientras los europeos obtienen las reparaciones, los dueños de autos estadounidenses están facultados para recibir un paquete compensatorio de miles de dólares.

Eric Felber, portavoz de Volkswagen, no respondió de inmediato a pedidos de comentarios.

El compromiso de Volkswagen de reparar los autos afectados en Europa hacia fines de 2017 debe efectuarse con “una cuantificación muy clara de la situación de los automóviles afectados, por marcas y tipos y para cada país de la UE de manera individual”, dijo Jourova.

“Esta planificación deberá ser de fácil acceso en un sitio web central y ser actualizada regularmente”.