Empresas

Volkswagen y Bosch acuerdan pago por emisiones en motores diésel

La automotriz alemana podría verse obligada a pagar hasta 4 mil 040 millones de dólares o más en compensaciones, por su parte Bosch acordó pagar alrededor de 327.5 millones de dólares para compensar a propietarios de autos contaminantes.
Reuters
01 febrero 2017 8:42 Última actualización 01 febrero 2017 10:6
Volkswagen

Volkswagen

Volkswagen acordó pagar al menos mil 260 millones de dólares para reparar o recomprar unos 80 mil vehículos con motores diésel contaminantes y podría verse obligado a pagar hasta 4 mil 040 millones si los reguladores no aprueban arreglos para todos los vehículos, mostraron documentos presentados al juzgado el martes.

Mientras que, el fabricante alemán de piezas para automóviles Robert Bosch acordó pagar 327.5 millones de dólares para compensar a propietarios de autos contaminantes.

En diciembre, Volkswagen dijo que había acordado la recompra de 20 mil vehículos y que esperaba reparar otros 60 mil. Los documentos del acuerdo muestran que si los reguladores no aprueban los arreglos, los costos para el fabricante alemán podrían dispararse en forma significativa.

Según el acuerdo que aún debe ser aprobado por un juez estadounidense, los propietarios de autos de 3 litros que opten por la reparación recibirán una compensación de entre 7 mil y 16 mil dólares de Volkswagen si la reparación de las emisiones se aprueba a tiempo y pagará otros 500 dólares si la reparación afecta al rendimiento del vehículo.

Los propietarios que prefieran la recompra de su vehículo recibirán el valor del vehículo más 7 mil 500 dólares.

Volkswagen podría verse obligado a pagar hasta 4 mil 040 millones de dólares y mucho más en compensaciones a propietarios a título individual si los reguladores rechazan de pleno la reparación de los autos, según la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), que demandó a Volkswagen y votó unánimemente a favor del acuerdo.

El acuerdo es el último gran desafío para que Volkswagen supere el escándalo de emisiones, aunque aún enfrenta demandas de algunos estados e inversores en Estados Unidos.

Un juez federal de San Francisco celebrará una audiencia para aprobar los acuerdos el próximo 14 de febrero.