Empresas
entrevista
Empresario y presidente del COMCE

"Volatilidad internacional ha frenado parte
de la inversión
extranjera en México"

Valentín Diez Morodo, empresario y presidente del COMCE, señaló que las bases macroeconómicas en México siguen sólidas para la atracción de inversión extranjera, a pesar de la debilidad del peso frente al dólar y el bajo precio del petróleo, siendo las reformas un aliciente.
Axel Sánchez
20 enero 2015 21:15 Última actualización 21 enero 2015 4:55
Valentín Diez Morodo

Valentín Diez Morodo (Edgar López)

La volatilidad en los mercados internacionales, que ha afectado el precio del petróleo y el tipo de cambio, así como su posible repercusión en la economía mexicana, han frenado parte de la inversión extranjera que podría llegar al país, de acuerdo con Valentín Diez Morodo, presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, Inversión y Tecnología (COMCE).

Sin embargo, el empresario y consejero de compañías que en conjunto representan 3.4 por ciento del Producto Interno Bruto nacional, considera que será un efecto de corto plazo, pues las bases macroeconómicas siguen sólidas para la atracción de inversión extranjera.

En entrevista con El Financiero, el directivo que participa en 15 consejos de administración, entre los que destaca Grupo Modelo, Alfa, Grupo México, Mexichem, Aeroméxico y OHL, explicó que algunas inversiones se frenaron por condiciones de la economía mexicana, pero están a la espera de un mejor entorno.

“Están esperando a conocer más datos del país”, indicó.

Asimismo, expuso que las reformas estructurales seguirán siendo un aliciente para la economía mexicana.

¿Cómo evalúa el cierre de 2014 para las empresas?
Conforme al panorama esperado, de acuerdo a la paridad peso-dólar y la situación que tuvo el precio del petróleo en los mercados internacionales. Hay que entender que ahora las cosas están delicadas, pero el mantener controlados los factores macroeconómicos del país es un soporte muy importante para los cambios que se puedan avecinar este año y los que siguen.

¿Considera que las reformas incentivarán a las empresas frente a este entorno?
Se vienen momentos difíciles porque hay cosas en juego muy importantes que faltan por desarrollar y que son una obligación actual de la administración del presidente como la inseguridad en el país. Hay mucho en juego con el tema de las elecciones, yo tengo confianza que ante las reformas aprobadas el año pasado empiecen a funcionar, no en el corto plazo, pero todas funcionarán, ya están aprobadas en el congreso, eso será de mucha ayuda.

¿Cuál es su pronóstico de crecimiento para 2015?
Creo que este año el crecimiento de la economía mexicana puede ser de alrededor de 3 por ciento, no soy de los que piensa que podría ser superior a 4 por ciento, porque sabemos que es muy difícil, pero tener un 3 por ciento es bueno, pues el año pasado se logró una cifra similar y eso habla de una estabilidad macroeconómica y una forma de dar confianza al mundo.

¿Cómo ven los inversionistas extranjeros el panorama en México?
Lo ven bien, aunque se tiene que decir que muchos han frenado sus inversiones esperando a conocer más datos del país, como el nivel de inflación y el déficit, que no es muy grande, sino mínimo y controlado; además del precio del petróleo, el cual, aunque tiene coberturas hasta octubre, que ayudan a estabilizarlo, es poco predecible.

¿Entonces será un año difícil?
El año que estamos caminando será difícil, pero tenemos bases macroeconómicas tan sólidas que no permitirán sacarnos de balance; sí nos afectarán, pero se tiene que ser positivos por las bases que tiene el país.