Empresas

VivaAerobus olvida capital; va por deuda

En enero de 2014, VivaAerobus envió un prospecto de colocación a la BMV por unos 2 mil 600 mdp, pero en marzo la pospuso argumentando la volatilidad de los mercados, ahora busca aprovechar los últimos meses de tasas de interés bajas, por lo que solicitó la inscripción de Certificados Bursátiles Fiduciarios.
Ana Valle
30 octubre 2014 22:13 Última actualización 31 octubre 2014 4:55
[En 2014, VivaAerobus recibirá los primeros aviones Airbus A320, con lo que iniciará la renovación de flota. / Cortesía] 

[En 2014, VivaAerobus recibirá los primeros aviones Airbus A320, con lo que iniciará la renovación de flota. / Cortesía]

Luego de que la aerolínea de bajo costo VivaAerobus pospusiera su colocación de capital en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la empresa solicitó la inscripción de Certificados Bursátiles Fiduciarios, por un monto total de mil millones de pesos, con carácter revolvente, buscando aprovechar los últimos meses de tasas de interés bajas.

De acuerdo con la solicitud, los certificados tendrán una vigencia de cinco años, contados a partir de la autorización del programa por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Javier Romo, analista del sector aeroportuario de Signum Research, explicó que la línea aérea estaría buscando aprovechar los últimos momentos de tasas de interés bajas, ya que se espera que en los siguientes meses la Reserva Federal suba las tasas, para obtener recursos necesarios para sus planes de expansión.

En enero de este año, la aerolínea envió su prospecto de colocación a la bolsa, donde esperaba colocar alrededor de 2 mil 600 millones de pesos, pero en marzo decidió posponerla, argumentando la volatilidad de los mercados.

“La colocación de capital es algo que no va a suceder este año, aunque tengan la intención. Para que suceda se necesitan dos factores: por un lado, estabilidad en los mercados y por otro que los resultados de las empresas sean favorables”, consideró.

La compañía buscaba obtener recursos mediante una oferta entre inversionistas locales e internacionales para financiar la renovación y ampliación de su flota, de acuerdo con el prospecto de colocación.

En septiembre del año pasado, VivaAerobus realizó un pedido de 52 aviones que integraría a su flota hacia 2021, de modo que renovaría su actual flota de 19 Boeing 737 y 300, por una flota de 52 Airbus A320.

Pese a ser una empresa privada y no conocer los resultados operativos, el analista mencionó que VivaAerobus ha estado inmersa en una fuerte competencia con otras líneas aéreas por el tráfico local.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), VivaAerobus ha visto una disminución marginal en el número de pasajeros transportados, siendo Volaris y Aeroméxico las que han tomado ventaja.

El intermediario colocador de la oferta de deuda será Actinver Casa de Bolsa y el representante común, Monex Casa de Bolsa.

Romo señaló que la empresa no retomaría en el corto plazo su intención de colocar capital en el mercado, siendo hasta mediados o finales de 2015 cuando lo estaría reconsiderando.

Esto dependerá de cómo evolucione el mercado para las aerolíneas, ya sea por temas de competencia para las líneas de bajo costo o por el desempeño de la economía, además de que esperarían a que las líneas aéreas públicas como Aeroméxico o Volaris recuperen terreno en el mercado bursátil.

La espera y la competencia de VivaAerobus