Empresas

VivaAerobus defiende a empleado agredido en AICM

12 febrero 2014 4:22 Última actualización 28 mayo 2013 18:36

[Cuartoscuro] La empresa no justifica las acciones del pasajero agresor.  


Notimex

VivaAerobus reprobó la agresión que sufrió el personal de tráfico de la empresa Menzies, contratada por la aerolínea para realizar servicios de documentación y abordaje el pasado 25 de mayo en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México (AICM).

"VivaAerobus de ninguna manera justifica las acciones del pasajero agresor. La violencia es un recurso que no tiene por qué ser utilizado ante ninguna situación. El agente de tráfico realizaba su trabajo de manera correcta y en estricto apego a los procedimientos", dijo el director general de la firma, Juan Carlos Zuazua.

Tras la circulación de un video por Internet en el que se muestra a 2 pasajeros que agreden físicamente a un empleado de la mencionada compañía, el directivo expuso que el vuelo 1713 de VivaAerobus se reportó con una demora de 120 minutos.

Ante esta situación, los pasajeros se enfrentaron al personal de tráfico de la empresa Menzies, contratada por VivaAerobus para proveer servicios en tierra de documentación y abordaje.

En el video destacan principalmente los golpes de una pasajera y posteriormente de manera más agresiva de un pasajero hacia el agente de tráfico.
 
"Cabe resaltar que el agente de tráfico no respondió a ninguna de estas agresiones y continuó realizando su trabajo", expuso a través de un comunicado.

El video que circula por la red muestra de manera parcial lo acontecido ese día, expone el reporte, ya que en presencia de un representante de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), la empresa Menzies concilió con el pasajero involucrado, quien ya calmado reconoció su falta y ofreció una disculpa al agente de tráfico.

Por esta razón y al considerar que el usuario no representaba ningún riesgo para los pasajeros, tripulantes y la operación del vuelo, y con el consentimiento de la autoridad presente se le permitió continuar con su viaje.

El agente de tráfico agredido, a pesar de contar con razones suficientes para levantar cargos ante el Ministerio Público, se rehusó a hacerlo, añade VivaAerobus.