Empresas

Vinte retoma emisiones de deuda de vivienderas en BMV

Después de que las vivienderas Urbi, Geo y Homex cayeran en crisis el año pasado, ésta será la primera colocación de deuda realizada por una empresa del sector. Dicha emisión formará parte de un programa por hasta mil millones de pesos.
Ana Valle
28 mayo 2014 20:55 Última actualización 29 mayo 2014 5:0
Etiquetas
Casa interés social CUARTOSCURO

La Comisión de Vivienda también busca dar certeza jurídica a la propiedad, por lo que impulsará la modernización del Registro Público de la Propiedad. (Cuartoscuro)

Luego de dos años sin que empresas de vivienda buscaran financiamiento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), el próximo 12 de junio Vinte buscará obtener hasta 200 millones de pesos en una colocación de deuda de largo plazo para refinanciar pasivos.

Tras la crisis de deuda en que cayeran el año pasado las grandes vivienderas: Urbi, Geo y Homex, ninguna empresa del sector había vuelto al mercado buscando financiamiento.

“La caída de las grandes vivienderas vino a dar desconfianza a los inversionistas, el que salga Vinte es una buena señal por ser una empresa de ese tamaño”, dijo Ricardo Marentes, director general de Aserva Consulting Group.

Según el suplemento de colocación de Vinte en la BMV, la emisión que realizará la empresa es parte de un programa por hasta mil millones de pesos, bajo el cual la compañía ya se ha financiado anteriormente.

Alfredo Nava, director de Relación con Inversionistas y Financiamiento corporativo de Vinte, explicó que se trata de la cuarta emisión bajo este programa con que debutaron en la BMV en 2011, realizando ese año dos emisiones y una tercera en 2012.

“Se trata de una emisión con garantía parcial por parte del Banco Interamericano de Desarrollo”, informó Nava.

El cierre del libro será el 11 de junio y se tratará de una emisión con plazo a 5 años, con que la empresa obtendrá recursos netos de 195 millones de pesos, de los cuales, destinará el 75 por ciento al pago y restitución de pasivos y el 25 restante a capital de trabajo. Los pasivos vencían entre agosto y septiembre de 2014 y en abril de 2017.