Empresas

Viajan 30% más mexicanos al extranjero movidos 'por la fe'

El turismo religioso en México es movido principalmente por la religión católica, pero también por la judía, budista y protestante. En 2014, viajaron un total de 30 mil mexicanos al Vaticano, un incremento de 30%. Este año las principales agencias esperan un crecimiento de 33% en viajes hacia destinos católicos.
Claudia Alcántara
01 marzo 2015 19:5 Última actualización 02 marzo 2015 4:55
  [Reuters] Vaticano además cumplirá con las recomendaciones clave sobre evitar la "financiación de actos de terrorismo".  

El Vaticano, Tierra Santa y Alemania, destinos favoritos de connacionales. (Reuters)

La canonización del Papa Juan Pablo II aumentó en 30 por ciento la llegada de mexicanos al Vaticano en 2014 y en 2015 se espera que los viajes de turistas ‘religiosos’ crezcan 33 por ciento, impulsados por la exhibición del Manto Sagrado en Turín, Italia, lo cual ocurre cada 10 años.

El año pasado viajaron de forma individual y en peregrinación un total de 30 mil mexicanos al Vaticano, un incremento de 30 por ciento, respecto al año previo, estimó Ángel Díaz, director de la operadora Vía Vaticano.

En México, la industria turística basada en la fe no se nutre sólo de fieles de la iglesia católica, sino también de miembros de la religión judía, budista y protestante, que, sin importar crisis económicas o problemas de inseguridad, suman poco más de 5 millones de personas que todos los años viajan a Europa y Medio Oriente, a lugares sagrados como Tierra Santa, el Vaticano, o bien, a Alemania, cuna del movimiento luterano, según estimaciones de agencias de viaje especializadas.


Latinos vienen a México


Para este 2015, las seis principales agencias mayoristas que se especializan en este segmento en México esperan que 33 por ciento más mexicanos viajen hacia destinos católicos del extranjero.

“Por ejemplo, en el segundo semestre del 2015 se cumplen 800 años de la fundación de los Dominicos y se hace una peregrinación para ellos”, expuso Díaz.

El viajero mexicano movido ‘por la fe’ deja una derrama económica de 150 dólares diarios, sin considerar el costo del boleto de avión, con una estancia promedio de 17 a 21 días.

Un viaje al Vaticano de cinco días, cuatro noches, va de los 16 mil, a los 43 mil pesos, según datos de sitios de internet, pero no incluye las entradas a recorridos, las cuales tienen que costearse por separado.

Las visitas en grupo al Vaticano tienen un precio de 59 euros (unos mil pesos) y 325 euros (cerca de 5 mil 558 pesos) en recorridos privados.
Estos turistas por lo regular viajan en grupos organizados por sus parroquias, ya que el propio sacerdote llega a ser el guía.

En el estudio “El Turismo Religioso es un Gran Negocio”, Peter Tarlow, miembro de la Asociación de Investigación de Viajes y Turismo, asegura que en la actualidad el turismo religioso es uno de los segmentos de mayor crecimiento dentro de esta industria.

“El turismo basado en la fe, a pesar de que está dominado por un grupo o grupos de afinidad, también esta ganando terreno entre el viajero de placer, especialmente entre los jóvenes, quienes componen una tercera parte de los visitantes de este tipo de turismo. Hay un gran número de personas que buscan aspectos espirituales en sus vacaciones”, señala el documento.

Uno de los grandes beneficios que tiene la industria turística es que estos viajeros son menos susceptibles a las altas y bajas económicas, además de que tienden a ahorrar para no perderse este tipo de viajes, destacó Felipe Cervantes, director del operador especializado Grupo Divisa.

“El viajero basado en la fe a menudo viaja como parte de una obligación religiosa o para llenar una misión espiritual, lo cual provoca un flujo estable de ingresos”, comentó Cervantes.

Entre más conflictos sociales y políticos se vivan, el turista religioso suele viajar más para afianzar sus creencias, consideró Alicia Mejía, directora comercial de la agencia Mexitours.

A escala global, el mercado del turismo religioso tiene un valor de 18 mil millones de dólares y asciende a 300 millones de viajeros, de acuerdo con la Asociación Mundial de Viajes Religiosos.

Da clic en la imagen para agrandarla

La Basílica de Guadalupe es el segundo lugar en el mundo que recibe más peregrinos al año.