Empresas

Ventas de MAN se desploman por débil mercado en Sudamérica

La compañía fabricante de camiones maneja por Volkswagen registró una caída de 12 por ciento en sus ventas del segundo trimestre, por lo que recortó sus pronósticos de ventas para 2014.
Reuters
30 julio 2014 12:28 Última actualización 30 julio 2014 12:28
Camiones MAN

Camiones MAN (Bloomberg)

La alemana MAN SE recortó su panorama de ventas para todo el año debido a una caída en la demanda de camiones y a menos pedidos en sus principales mercados en Sudamérica.

Las ventas del fabricante de camiones desplomaron 12 por ciento en el segundo trimestre del año, a 3 mil 600 millones de euros, equivalentes a 4 mil 800 millones de dólares, mientras que sus ingresos en la división camiones en América Latina bajaron 17 por ciento debido al lento crecimiento en Brasil y la debilidad del real.

MAN, controlada por Volkswagen, que también fabrica turbinas y motores diésel, dijo que ahora espera que sus ventas totales caigan sensiblemente por debajo de los 15 mil 700 millones de euros reportados el año pasado. Hace tres meses, la compañía esperaba un descenso de sus ventas apenas por debajo de sus resultados del 2013.

"Estamos enfrentando desafíos crecientes en Brasil, un mercado clave para MAN", dijo el presidente ejecutivo Georg Pachta-Reyhofen. "Estamos vigilando atentamente los acontecimientos económicos en Brasil, que son motivo de preocupación", agregó.

Brasil, otrora una de las economías emergentes más dinámicas del mundo, se está acercando a una recesión. La producción industrial probablemente haya caído en junio por cuarto mes consecutivo, de acuerdo a un sondeo entre analistas, mientras que el sector manufacturero enfrenta problemas por las altas tasas de interés y el crecimiento de los inventarios.

Sin embargo, MAN ratificó su pronóstico para 2014 de un crecimiento significativo tanto en utilidades operativas como en márgenes de rentabilidad, citando una mejoría en su negocio de plantas de energía y un recorte de costos.

Las ganancias operativas en el segundo trimestre crecieron a 154 millones de euros, en comparación con una pérdida de 26 millones de euros en el mismo periodo del año previo, gracias a que la sólida demanda de motores diésel y turbinas compensó la caída de las ventas de camiones.

Los rivales europeos de MAN reportaron resultados dispares. La sueca Scania, que también es parte de VW, dijo que sumará personal para apuntalar un planeado incremento de la producción luego de que sus pedidos de camiones en el segundo trimestre alcanzaron un récord.

Por su parte, Volvo reportó un beneficio operativo menor al esperado, de 4 mil 300 millones de coronas suecas, explicando que el exceso de capacidad en sus plantas europeas, la caída en la demanda de camiones en Brasil y de maquinaria para la construcción en China golpeó sus ganancias.