Empresas

Alimentos para bebé y aguas impulsan ventas
de Danone

El grupo de alimentos francés reportó un alza de 4.8 por ciento en sus ventas subyacentes del primer trimestre, impulsadas por una recuperación en la comercialización de alimentos para bebés en Asia, además de un sólido crecimiento de sus aguas.
Reuters
15 abril 2015 8:0 Última actualización 15 abril 2015 8:16
Danone

Las ventas totales llegaron a 5.470 millones de euros, un aumento de 8.1 por ciento.(Bloomberg)

PARÍS.- Las ventas del grupo francés de alimentos Danone superaron las expectativas tras una recuperación en la demanda de alimentos para bebés en Asia y un crecimiento robusto de sus aguas embotelladas, lo que hizo que sus acciones alcanzaran un máximo histórico.

El fabricante de yogures más grande del mundo, con marcas como Activia y Actimel, ha estado tratando de reconstruir su negocio en China después del retiro en 2013 de sus fórmulas para recién nacidos.

También ha estado lidiando con un débil gasto de los consumidores en los principales mercados europeos, pero sus resultados del primer trimestre divulgados muestran el éxito de un plan de crecimiento liderado por el presidente ejecutivo Emmanuel Faber, quien asumió el cargo en octubre del año pasado.

"Este primer conjunto de resultados me hace estar muy seguro de que Danone está en el camino correcto para llegar a un hito decisivo en 2015", dijo Faber en un comunicado.

La compañía, que compite a nivel mundial con Nestlé y Unilever, reportó un aumento de 4.8 por ciento en las ventas subyacentes, en comparación con un promedio de estimaciones de 4.6 por ciento compilado por la empresa, y dijo que su negocio de lácteos en Europa estaba viendo una mejora significativa en el margen bruto.

La jefa de Finanzas, Cecile Cabanis, dijo a analistas que el objetivo sigue siendo estabilizar los volúmenes de lácteos en Europa a fines del 2015 o principios de 2016.

Las ventas totales, que incluyen los efectos de las fluctuaciones cambiarias, llegaron a 5.470 millones de euros (5.800 millones de dólares), un aumento de 8.1 por ciento.

Sin embargo, las condiciones económicas seguirían difíciles, ya que las tendencias deflacionarias de consumo continúan en Europa.

Las ventas de alimentos infantiles subieron 11.6 por ciento en el trimestre, en línea con las expectativas de crecimiento de 12 por ciento.

Las ventas de productos lácteos, en tanto, crecieron 0.2 por ciento en el trimestre tras caer 1.0 por ciento en el cuarto trimestre de 2014.

"Los lácteos frescos continúan siendo un lastre, pero el rendimiento del primer trimestre evitó un segundo trimestre de crecimiento negativo", dijo el analista de Bernstein Andrew Wood.