Empresas

Venta de camiones se desploma en primer semestre: ANPACT

De acuerdo con la asociación, la caída más grande para un primer semestre en los últimos cuatro años, es consecuencia de la debilidad de la economía mexicana y del bajo nivel que aún presenta el sector de la construcción.
Axel Sánchez
08 julio 2014 13:44 Última actualización 08 julio 2014 22:2
[Las ventas de camiones arrastran una caída de 10.4% de enero a octubre del 2013. / El Financiero] 

[Cortesía] Aumentarán producción de camiones en México.

La venta de camiones pesados en México presentó la caída más grande para un primer semestre en los últimos cuatro años, al registrarse la comercialización de 16 mil 104 unidades al mayoreo, una reducción de 11.7 por ciento respecto a lo que se reportó en igual periodo de 2013.

Miguel Elizalde Lizarraga, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), dijo que esto se debe a la debilidad de la economía mexicana y al bajo nivel de construcción que aún se presenta.

El número de camiones pesados vendidos al menudeo de enero a junio de 2014 fue de 15 mil 503 unidades, 16.2 por ciento menos a los 18 mil 499 que se obtuvieron en igual periodo del año pasado.

“Por el histórico de unidades comercializadas de años anteriores, podemos anticipar que el segundo semestre será mejor, los números totales anticipan un escenario de ventas similar al que obtuvimos en 2011, con 32 mil unidades vendidas”, explicó.

De los primeros seis meses del año, sólo en marzo se colocaron más unidades que en ese mismo mes del año anterior, en el resto, los números han sido inferiores a los presentados en el 2013.

El presidente de la ANPACT urgió a dar celeridad a la aprobación de las reformas legislativas para regular la antigüedad de las unidades en circulación; así como de contar con esquemas financieros accesibles para la renovación de flotas; y de fortalecer el programa de chatarrización.

Entre las marcas, Kenworth mantiene el liderazgo en el mercado.

La venta de camiones registró su peor nivel en cuatro años.