Empresas

Ven salida al litigio de la banda 2.5 Ghz

10 febrero 2014 5:12 Última actualización 09 agosto 2013 5:40

[Bloomberg]


 
 
Adrián Arias
 
 
 
A un año de desatado el conflicto entre MVS y el gobierno federal por el rescate de la banda de 2.5 Gigahertz (Ghz), la disputa está cerca de su fin.
 
Expertos ven un escenario donde la empresa y la administración en turno logren un acuerdo para que MVS conserve alrededor del 40% del espectro y el Estado recupere otro porcentaje igual para el despliegue de servicios de internet móvil de banda ancha.
 
 
“Los procesos jurídicos siguen en curso, sin embargo, confiamos en alcanzar en breve un acuerdo con las autoridades para que la banda pueda ser utilizada en beneficio de la sociedad”, afirmó Felipe Chao, vicepresidente de Relaciones Institucionales de MVS.
 
 
Agregó que la empresa está dispuesta a avanzar en las negociaciones con el gobierno de Enrique Peña Nieto para alcanzar un convenio que garantice el uso más eficiente para dicha frecuencia, con características óptimas para ofrecer servicios de banda ancha a través de la telefonía celular con mayores velocidades de descarga y envío de datos.
 
 
Una de las posibles soluciones es que MVS conserve 80 Megahertz (Mhz), es decir 42% de los 190 Mhz que la empresa tiene concesionados en la banda de 2.5 Ghz, mientras que el gobierno podría rescatar otros 80 Mhz, el bloque restante de espectro radioeléctrico (de 30 Mhz) podría permanecer como reserva en caso de que la empresa o el Estado pudieran necesitar más espectro en el futuro para atender la creciente demanda de datos, consideró Enrique Melrose, experto en espectro radioeléctrico.
 
 
“Con esta repartición, ambas partes tendrían el espectro suficiente para desplegar redes de banda ancha que cubran a la mayoría de la población”, añadió. El conflicto inició el sexenio pasado debido a que el gobierno de Felipe Calderón decretó el inicio de procedimiento de rescate de la frecuencia bajo el argumento de que esta infraestructura estaba subutilizada, pues la banda de 2.5 Ghz evolucionó en los últimos años para la prestación de servicios móviles, mientras que MVS la usaba para el servicio de televisión de paga.
 
 
“En un inicio se desataron cerca de 50 litigios (entre empresa y gobierno) pero la solución va a darse en breve porque ese espectro juega un papel importante en los planes de banda ancha del nuevo gobierno”, explicó Gerardo Sánchez Henkel, ex titular de asuntos jurídicos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).
 
 
Beneficios para el consumidor
 
 
El posible fin al conflicto por la banda de 2.5 Ghz permitirá desplegar en el corto plazo nuevas redes de servicios móviles tanto a MVS como al gobierno federal, ya que el proyecto de banda ancha de la nueva administración puede complementarse con este espectro para llevar servicios móviles a zonas rurales del país, en donde nuevos operadores podrían rentar capacidad de la red gubernamental para ampliar su cobertura.
 
 
“Ello podría generar una reducción en los precios al consumidor con servicios de más calidad, como resultado de un entorno de mayor competencia”, añadió Melrose.