Empresas

Ven riesgos de que retrasos en la red troncal afecten otros proyectos

El mínimo avance que tiene el despliegue de la red troncal podría afectar el desarrollo de la red compartida mayorista, por lo que en algunas zonas no se cumplirían las metas de conectividad, señalaron analistas. 
Darinka Rodríguez
24 agosto 2015 21:18 Última actualización 25 agosto 2015 4:55
Antena de telecomunicaciones. (Bloomberg)

Antena de telecomunicaciones. (Bloomberg)

El proyecto del despliegue de cableado de fibra óptica en la red de CFE (red troncal) lleva un mínimo avance, por lo que podría afectar el desarrollo de la red compartida mayorista, coincidieron expertos.

La concesión cedida a Telecomm-Telégrafos debe convertirse, según la reforma en telecomunicaciones, en una “robusta red troncal de telecomunicaciones de cobertura nacional”, la cual operaría en sintonía con otros brazos como la red compartida a ser desplegada en la banda de 700 MHz, así como los programas para llevar acceso de banda ancha a la población de escasos recursos que habita en zonas rurales o apartadas de la geografía nacional.

De los 35 mil kilómetros que debería desplegar Telecomm-Telégrafos se estima que no se ha cumplido ni con 10 por ciento, por lo que no podría operar de aquí a 2018, cuando se prevé que deba estar en operación.

Aleida Calleja, presidenta del Observatorio Latinoamericano de Regulación, Medios y Convergencia, anticipó que en aquellas zonas donde no hay infraestructura y se necesita forzosamente la fibra óptica, no se cumplirían las metas de conectividad.

“No se ha invertido un sólo centavo en la red troncal ni nos han dicho si se va a hacer, hay mucha incertidumbre en definiciones”, apuntó.

Gabriel Székely, presidente de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones, comentó que existe una brecha importante entre las expectativas y los avances que garantizarían la conectividad de la red híbrida que iría de la mano con la red mayorista.