Empresas

Ven riesgo en proyecto
de red móvil mayorista del gobierno

A dos años de la entrada en vigor de la Reforma de Telecom, la Cámara de Senadores pretende revisar el proyecto de la red móvil mayorista, pues se empieza a dudar de la viabilidad de su construcción y operación, e incluso podría desecharse.
Ana Martínez
08 julio 2015 21:54 Última actualización 09 julio 2015 4:55
antenas, telecomunicaciones

antenas, telecomunicaciones (Tomada de Facebook IFT)

La red móvil mayorista es uno de los proyectos que la Cámara de Senadores pretende revisar a dos años de la entrada en vigor de la Reforma de Telecomunicaciones y Radiodifusión, pues tanto legisladores como especialistas empiezan a dudar de la viabilidad de su construcción y operación.

Fuentes del sector comentaron que incluso podría desecharse por estar contenido en un artículo transitorio de la reforma constitucional.

“La fórmula prevista en la constitución no es la ideal para la red compartida, yo pondría las frecuencias a disposición del mercado. Yo estaría dispuesto a revisar este aspecto, veo que hay margen para hacerlo”, dijo Javier Lozano, presidente de la comisión de comunicaciones en el Senado.

El proyecto de la red compartida requiere una inversión de 7 mil millones de dólares para la colocación de 12 mil torres de telecomunicaciones. El presupuesto original era de 10 mil millones de dólares para instalar 20 mil radiobases.

De acuerdo con fuentes del sector, se necesitaría conciliar las facciones políticas dentro del legislativo para llevar a cabo un cambio a la reforma constitucional, sin embargo, ven posible replantear el proyecto de la red móvil mayorista.

Empero, especialistas consideran que dar marcha atrás a este programa representaría un fuerte golpe a la competencia en el sector y a la ampliación de cobertura de servicios a precios más bajos para los consumidores.

“Sería desastroso echar atrás el proyecto de la red compartida, el cual permitirá mayor competencia. Los legisladores deben cumplir con lo que ofrecieron en la Reforma, este proyecto representa acceso a infraestructura que está subutilizada”, comentó Miguel Flores Bernés, excomsionado de la extinta Comisión Federal de Competencia.

VA RETRASADO

Otro factor de riesgo identificado por los especialistas consiste en los retrasos del proyecto, el cual debió iniciar su construcción antes del cierre de 2014, para comenzar a funcionar en 2018. A la fecha no se ha publicado el modelo de título de concesión y las bases de licitación estarán listas en septiembre, de acuerdo con la SCT.

Se espera un número bajo de participantes en el proceso de licitación debido al elevado monto de inversión requerido para llevar servicios al 92 por ciento de la población, así como las restricciones impuestas en el artículo decimosexto transitorio de la Reforma.

En la ley se especifica que la red mayorista no podrá ofrecer servicios a los usuarios finales, lo cual deja fuera a cualquier operador que ya esté establecido en el mercado mexicano. En las pruebas de campo han participado empresas como Huawei, Ericsson, Nokia y Alcatel-Lucent.

Fechas clave