Empresas

Ven difícil que se reactive el proyecto del tren México-Querétaro

De acuerdo con expertos, los proyectos de los trenes, además de ser muy costosos y tener una gran participación de gasto público, tienen un alto componente de subsidios, ya que no son proyectos rentables.
Ana Valle
30 enero 2015 15:13 Última actualización 30 enero 2015 15:13
tren china

Según la Cofece, la mayor transparencia traerá más participación. (Archivo El Financiero)

La reactivación del proyecto del tren rápido México-Querétaro se ve complicada y, de darse, el nuevo concurso se haría hacia el 2017, por lo que la inauguración y puesta en marcha ya no le corresponderá a la administración del presidente Enrique Peña Nieto, dijeron expertos.

Miguel Ángel del Toro, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC), explicó que los proyectos de los trenes, además de ser muy costosos y tener una gran participación de gasto público, tienen un alto componente de subsidios, ya que no son proyectos rentables.

“Son gastos que tiene que absorber el gobierno y pese a que su conclusión se iba a dar hacia 2018, en tanto se tendrían que hacer gastos de infraestructura, lo cual significaba una carga”, explicó.

En el caso del México-Querétaro, apuntó que la suspensión indefinida del proyecto podría prolongarse hasta 2017, en el mejor de los casos, a menos de que algunas empresas extranjeras presenten un esquema de financiamiento atractivo para el gobierno, lo cual se ve complicado.

Respecto al tren Transpeninsular, comentó que desde el inicio era un proyecto poco viable debido no sólo al tema ambiental, sino de demanda, ya que tendría que ser turístico y en estos momentos la economía no luce propicia para ello.

Ricardo Trejo, economista en jefe de Bimsa Reports, explicó que un recorte al gasto en materia de infraestructura sin duda tendrá efectos sobre la economía.

Comentó que la suspensión de proyectos emblemáticos, como los trenes rápidos, era un tanto esperada debido a la fuerte partida asignada del gasto público, por alrededor de 10 mil millones de pesos.

Por su parte, la asociación civil El Poder del Consumidor, aplaudió la decisión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) de suspender indefinidamente el proyecto del Tren México-Querétaro

Sin embargo, insistió que el proyecto debe cancelarse definitivamente por ser una obra injustificada, afirmó Daniel Zamudio, Coordinador de Transporte Eficiente de EPC.