Empresas

Vale podría vender proyecto de potasa
en Brasil: CEO

De no alcanzar un acuerdo presupuestario con las autoridades de los poblados de Capala y Japaratuba, en donde se construirá la instalación de procesamiento, la empresa venderá el proyecto por 4 mil millones de dólares.
Reuters
19 febrero 2014 12:21 Última actualización 19 febrero 2014 13:39
Etiquetas
Vale minera Brazil (Cortesía)

(Cortesía)

El gigante minero brasileño Vale, podría vender un proyecto de potasa, por 4 mil millones de dólares, ubicado en el estado de Sergipe si no logra alcanzar un acuerdo presupuestario con autoridades municipales, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Murilo Ferreira.

Los accionistas "no pueden ser sujetos a incertidumbres fiscales" sobre el proyecto, comentó Ferreira durante una audiencia ante un comité del Senado en Brasilia.

Vale, la tercera mayor minera del mundo por valor de mercado, es el principal productor de mineral de hierro y un creciente productor de fertilizantes.

El gobernador de Sergipe, Jackson Barreto, dijo en la misma audiencia que el estado encontrará una solución al problema tributario.

La disputa se deriva de una rivalidad entre los poblados de Capala y Japaratuba por ser la localidad donde se erigirá la instalación de procesamiento que tiene planeado construir Vale.

El plan de Vale es construir la mina e instalaciones de procesamiento de potasa de Carnalita para ayudar a alimentar el apetito brasileño por fertilizantes.

Reuters informó el 9 de octubre que Vale planeaba iniciar la producción en Carnalita antes del 2017, con una capacidad de 1.2 millones de toneladas, suficiente para abastecer un 15 por ciento de las necesidades de Brasil.

El país sudamericano es el mayor productor mundial de azúcar, café y jugo de naranja y se prevé que este año supere a Estados Unidos como el mayor productor de soja. Sin embargo, sus vastas tierras agrícolas poseen bajos niveles de nutrientes.

Las acciones preferenciales de Vale, subían un 0.2 por ciento, a 30.65 reales, en la Bolsa de São Paulo al mediodía, en su primera alza diaria en tres sesiones.

Brasil importa un 90 por ciento de su potasa, buena parte de ella de lugares tan lejanos como Rusia, Canadá y Oriente Medio, situación que el Gobierno quiere reducir.

El martes, el Gobierno de Brasil ofreció entregar financiamiento a bajo costo a Verde Potash, una empresa incorporada en Inglaterra y Gales y con sede en Toronto que planea construir una mina de potasa en el estado brasileño de Minas Gerais.

El emprendimiento Carnalita de Vale reemplazaría buena parte de la producción estimada que la empresa perdió en el 2013 cuando abandonó el proyecto de potasa Río Colorado de 6 mil millones de dólares en la vecina Argentina.

Ese proyecto tuvo problemas por una disputa tributaria y cambiaria con los gobiernos federal y provinciales de Argentina.