Empresas

Vacunas contra influenza podrían dar mayores ganancias a farmacéuticas

10 febrero 2014 4:29 Última actualización 19 septiembre 2013 14:5

[Sanofi, GlaxoSmithKline y AstraZeneca tienen productos listos para aprovechar la nueva oportunidad / Bloomberg / Archivo] 


 
 
Reuters
 
 
 
LONDRES. - Las grandes farmacéuticas buscan un espaldarazo de sus nuevas vacunas cuatro en uno contra la influenza, que estarán disponibles por primera vez esta temporada de gripe.
 
 
Las nuevas vacunas, que dan una mayor protección a los pacientes, ofrecen un camino hacia precios superiores que podrían mejorar los márgenes y las ganancias en un mercado altamente competitivo.
 
 
Sanofi, GlaxoSmithKline y AstraZeneca tienen productos listos para aprovechar la nueva oportunidad, mientras que Novartis se ha quedado detrás de sus rivales.
 
 
Hasta ahora, las vacunas contra la influenza solo han brindado protección contra tres cepas de la gripe: dos de influenza A, que usualmente provoca más casos y dolencias más severas, y una de influenza B, que es menos común pero también circula en múltiples formas.
 
 
Las nuevas vacunas incluyen protección contra una segunda cepa de influenza B, que los expertos esperan ayude a prevenir las infecciones de ese tipo de gripe.
 
 
Pero la protección extra tiene un precio. La farmacéutica francesa Sanofi, cuya unidad Sanofi Pasteur es el mayor abastecedor de vacunas contra la gripe del mundo, con ventas por 884 millones de euros (mil 200 millones de dólares) en 2012, dice que espera un alza de precios de un 50 por ciento o más.
 
 
Ello refleja una decisión de los fabricantes a elevar la cadena de valores al desarrollar vacunas más innovadoras y caras, tras el reciente éxito de productos nuevos como las vacunas del virus del papiloma humano (VPH) para proteger a las niñas del cáncer del cuello del útero.
 
 
Los contratos firmados con los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) confirman un fuerte salto del precio para las nuevas vacunas cuatro en uno.
 
 
El medicamento Fluarix, de GSK, cuesta 12.03 dólares por dosis contra 8.08 dólares de la versión estándar, según el sitio web de la agencia. (http://link.reuters.com/huf33v)
 
 
Esos precios superiores podrían llevar a mayores ganancias y crecimiento acelerado en un mercado mundial de vacunas contra la influenza que la consultora Datamonitor Healthcare estima en unos 3 mil 700 millones de dólares por año.
 
 
"Con el tiempo, más y más vacunas posiblemente sean cambiadas a vacunas cuadrivalentes, por lo que en un período de cinco años podría elevar el crecimiento de las ganancias desde el rango (porcentual) bajo de un dígito a uno de mediano a alto dígito", dijo Alistair Campbell, un analista del sector en Berenberg Bank.
 
 
Algunos médicos estadounidenses ven un plazo más rápido, como Paul Offit, jefe de enfermedades infecciosas en el Hospital Infantil de Filadelfia, quien proyecta que dentro de dos años solo estarán disponibles las vacunas cuadrivalentes.
 
 
Esto ayudaría a las empresas con ganancias irregulares.
 
 
Aunque las farmacéuticas se benefician cuando hay una epidemia de influenza como el brote de la gripe aviaria H1N1 del 2009/10, las ganancias de vacunas no pandémicas han disminuido, en particular en Europa.
 
 
"Los precios se han vuelto insosteniblemente bajos en Europa", dijo Jean-Paul Kress, director de Sanofi Pasteur MSD (SPMSD) en una entrevista. "La vacuna cuadrivalente nos ayudará a recuperar el valor percibido de las vacunas contra la influenza", agregó.
 
 
La mayor parte de las ganancias de los negocios de vacunas cuadrivalentes para 2013/14 se generarán en Estados Unidos, donde los CDC esperan que las vacunas de cuatro cepas representen alrededor de un 23 por ciento de los 135-139 millones de dosis que las farmacéuticas posiblemente fabriquen para el país.
 
 
En Europa, la disponibilidad de las nuevas vacunas será más lenta debido a que varios productos, como la cuadrivalente Vaxigrip de Sanofi, aún esperan la aprobación de los reguladores. La vacuna cuadrivalente de GSK ya fue aprobada en Gran Bretaña, Alemania y Francia.