Empresas

Usuarios padecen
fallas con telepeaje
en autopistas

Usuarios afectados por las fallas en lecturas de sus tags de telepeaje, doble lectura, entre otros, se quejan en las redes sociales, pero la Profeco no tiene quejas registradas para sancionar a las empresas.
Ana Valle
04 marzo 2015 15:59 Última actualización 05 marzo 2015 4:55
Autopista Chamampa Lechería telev[ía

Automovilistas enfrentan filas, pese a que el telepeaje debería agilizar. 

Adriana, usuaria de telepeaje, tuvo que pagar 106 pesos, en lugar de 35 en la autopista Chamapa-Lechería, pues el lector de tags no detectó su dispositivo y para que el operador la dejara salir, debió cubrir el costo total del tramo, pese a que sólo usó una parte.

La Chamapa-La Venta es una de las autopistas que funcionan con expendedoras automáticas que registran la entrada y salida, marcando el cobro exacto por tramo, y también con telepeaje.

Usuarios afectados por las fallas en lecturas de sus tags como Adriana, usualmente interponen quejas en los sistemas de atención a clientes de las operadoras de telepeaje y en redes sociales, por lo que hasta ahora, la Procuraduría Federal del Consumidor no tiene registradas quejas, lo que imposibilita a las autoridades sancionar a las empresas, reconoció Raúl Murrieta, subsecretario de Infraestructura de la SCT.

“El sistema no está en una condición óptima, seguimos en pláticas con ellos (operadores)”, dijo Murrieta.

En Twitter, usuarios de las autopistas acusan que hay largas filas para cruzar las casetas con telepeaje o que no se leen los tags.


En la autopista México-Cuernavaca, en la salida de Tlalpan, los usuarios han publicado que en las casetas de telepeaje no se leen los tags de IAVE y hay largas filas.


En un recorrido realizado por El Financiero por la plaza de cobro de Tlalpan de esta autopista se observó que cuando los tags no son leídos, los automóviles tienen que retroceder si no hay operadores para pagar en efectivo, provocando problemas para la fila de vehículos detrás de él.

Actualmente, se trabaja para canalizar todas las quejas vertidas en redes sociales a Profeco y que sean atendidas como corresponde, aseguró Murrieta.