Empresas

Urbi va por rentabilidad, no apuesta por tamaño

Para convertirse en la firma más rentable para sus accionistas, Urbi aplicará su plan de reestructura en los próximos 36 meses y estima vender 4 mil 600 viviendas entre el segundo semestre de este año, reveló su nuevo CEO, Román Álvarez.
Axel Sánchez
03 julio 2016 22:15 Última actualización 04 julio 2016 5:0
Urbi. (El Financiero)

Román Álvarez, exdirectivo del Infonavit, es el nuevo CEO de Urbi. (Cortesía)

La desarrolladora de vivienda Urbi arrancó su plan de reestructura de cinco años con el cual no quiere ser la compañía más grande en su sector, sino volverse rentable para sus accionistas, aseguró Román Álvarez, nuevo director general de la empresa.

En entrevista, el directivo destacó que planean vender 4 mil 600 viviendas entre el segundo semestre de 2016 y primer semestre de 2017; sólo en la segunda mitad de este año estiman colocar mil 600.

Hacia 2021 esperan comercializar 15 mil hogares, 50 por ciento menos, respecto al récord que alcanzaron antes de su debacle financiera, que fue de 31 mil viviendas.

“Los ingresos de la compañía en los próximos 12 meses rondarán los mil 900 millones de pesos. Dentro de 5 años serán de 10 mil millones de pesos, un flujo operativo de mil 600 millones de pesos, que será robusto, y una caja fuerte”, destacó.

La empresa cuenta con la suficiente reserva territorial para aplicar su plan de reestructura en los próximos 36 meses, por lo que después buscarían nuevas oportunidad para desarrollar, adelantó.

“No quiere decir que no tengamos tierra, pero requeriremos más tierra para completar el plan de cinco años. La idea no es hacer una compañía grande, la idea que tiene la empresa a ejecutar es un plan de negocios conservador, pero en rentabilidad para accionistas muy atractivo, no es una compañía que salga a competir con venta de vivienda”, explicó Álvarez, quien sustituyó a Cuauhtémoc Pérez Román.

El cambio en la política de vivienda del gobierno federal en 2013 provocó la caída de los grandes desarrolladores de vivienda, cuyas finanzas estaban deterioradas. Urbi salió de concurso mercantil en febrero de 2016.