Empresas

Unilever incumple previsiones por debilidad en mercados emergentes

Las ventas del fabricante incumplieron expectativas en el segundo trimestre del 2014 al crecer 3.8% debido, principalmente, a una desaceleración en el mercado asiático y a un retroceso en los precios de los países desarrollados.
Reuters
24 julio 2014 12:13 Última actualización 24 julio 2014 12:13
hombre en supermercado

(Bloomberg)

Unilever incumplió las expectativas de ventas en el segundo trimestre debido a una desaceleración de los mercados emergentes y a un retroceso en los precios en los países desarrollados.

El fabricante angloholandés de productos como el helado Ben & Jerry's, el jabón Dove y el té Lipton dijo que las ventas subyacentes, que excluyen el impacto de las divisas extranjeras, compras y ventas, subieron 3.8 por ciento en el trimestre.

Esto se compara con alzas de 3.6 por ciento en el primer trimestre y de 4.1 por ciento en el cuarto trimestre del 2013.

Los analistas, en promedio, esperaban un crecimiento del 4.3 por ciento, según un consenso elaborado por la compañía.

"En general, hay una desaceleración en Asia", dijo el jefe de Finanzas de Unilever, Jean-Marc Huet, citando particularmente a China y Vietnam.

Para el primer semestre del año, las ganancias estructurales por acción subieron 2 por ciento a 0.78 euros, superando holgadamente las estimaciones de los analistas que anticipaban un descenso del 2.6 por ciento.

Pero el volumen de ventas, que mide la cantidad de productos vendidos, aumentó sólo 1.9 por ciento frente al alza del 2.4 por ciento pronosticado por los analistas y del 1.9 por ciento del primer trimestre.

"La ausencia de aceleración intertrimestral es decepcionante", dijo el analista de RBC Capital Markets James Edwardes Jones.

Los precios subieron 1.9 por ciento, un poco más de lo esperado por analistas, pero en los mercados desarrollados cayeron 1.4 por ciento debido a la intensa competencia de firmas rivales y la debilidad del consumo en América del Norte y en el norte de Europa.

En los mercados emergentes, los precios subieron 4.4 por ciento, en medio de unos agresivos intentos de Unilever por compensar los efectos de las devaluaciones monetarias y la inflación de las materias primas.