Empresas

Uniforme de American Airlines causa urticaria

La aerolínea reveló que cambiará de proveedor y mandará a hacer de nuevo más de 70 mil trajes para sus empleados, debido a que el uso les provocó comezón, erupciones y dolores de cabeza. 
Michael Sasso | Lindsey Rupp | Bloomberg
21 junio 2017 21:19 Última actualización 22 junio 2017 19:17
Azafatas

azafatas American Airlines

American Airlines cambió su proveedor de trajes debido a que alrededor de 3 mil 500 empleados se quejaron de que les causaban erupciones, comezón y dolores de cabeza.

En una carta firmada por los vicepresidentes de la aerolínea, Kerry Philipovitch, David Seymour y Kurt Stache, le anuncian a sus empleados que cortaron la relación con la empresa que les hizo la ropa, Twin Hill.

Sin embargo, la selección de nuevos proveedores para tal cantidad de empleados tomará hasta tres años, según la compañía con sede en Fort Worth, Texas, que no proporcionó una estimación de costos.

Es la segunda vez en dos meses que la aerolínea más grande del mundo ha hecho una concesión inusual a los trabajadores, después de una decisión de abril de otorgar un aumento a pilotos y azafatas.

"Necesitamos una solución a largo plazo porque el enfoque actual simplemente no funciona", dijo American sobre la decisión de abandonar Twin Hill.

El fabricante de ropa, una marca hermana de Men's Wearhouse y Jos. A. Bank, dijo que trabajó estrechamente con American por preocupaciones de los empleados, que sus síntomas no estaban relacionados con sus uniformes y que no renovar el contrato era una decisión mutua.

Las acciones de Custom Brands cerraron el miércoles a 9.66 dólares, un 66 por ciento menos que el pico del año pasado el 21 de diciembre.

Las quejas de los empleados después de usar los uniformes confundieron a American y Twin Hill, quienes realizaron pruebas y dijeron que no podían encontrar una fuente para las enfermedades.

Las mismas telas han sido usadas para hacer ropa de millones de otras empresas en todo el mundo, dijo Twin Hill.

Mientras que los asistentes de vuelo presentaron la mayor cantidad de quejas, los pilotos también reportaron erupciones cutáneas, picazón y otros síntomas.

American trató de aliviar las preocupaciones de los empleados ofreciendo opciones para reemplazar piezas uniformes, incluyendo una selección de lana estándar, poliéster y versiones de algodón.

La aerolínea también llegó a un acuerdo con el proveedor Aramark para los uniformes "fuera de la plataforma".

Esas opciones no eran soluciones a largo plazo aceptables, dijo Marcy Dunaway, secretaria nacional de la Asociación de Asistentes de Vuelo Profesionales.