Empresas

Un revés para los cigarros electrónicos

La nueva apuesta por la lucha por un mercado de tabaco menos nocivo: el iQOS, un dispositivo que no involucra combustión y reduce la producción contaminantes.
Bloomberg
25 septiembre 2015 21:24 Última actualización 26 septiembre 2015 5:0
Etiquetas
iQOS

iQOS: un dispositivo negro con forma de bolígrafo que calienta cápsulas que contienen tabaco.

El frente unido de la industria del tabaco está siendo probado en tanto Imperial Tobacco Group Plc asesta un golpe a la nueva alternativa de cigarrillos de Philip Morris International Inc.

El fabricante de Marlboro afirma que su producto "iQOS" -un dispositivo negro con forma de bolígrafo que calienta cápsulas que contienen tabaco- es más seguro que fumar debido a que no hay combustión involucrada. Los investigadores de Imperial probaron el aparato denominado “heat-not-burn” (calienta pero no quema) y encontraron evidencia de que todavía están ocurriendo algunos de los procesos dentro de un cigarrillo encendido.

"Hay un montón de porquería en el dispositivo iQOS después de usarlo", dijo Steve Stotesbury, jefe de asuntos científicos y reglamentarios de la empresa del Reino Unido, hablando en una entrevista en una conferencia de la industria en Bolonia la semana pasada. "Huele como un cenicero".

La guerra de las palabras es inusual, ya que las compañías de tabaco normalmente se unen para protegerse contra los ataques de activistas antitabaco y de las autoridades de salud pública que tratan de poner más restricciones al tabaco. El altercado también se produce cuando los fabricantes de cigarrillos más grandes del mundo persiguen diferentes caminos para desarrollar alternativas más saludables para fumar, debido a la disminución de las ventas de los cigarrillos convencionales. Imperial es el único gran actor de la industria en darle la espalda a la tecnología heat-not-burn, centrándose, en su lugar, en los cigarrillos electrónicos.

PRODUCTOS DE ÚLTIMA GENERACIÓN

Philip Morris está apostando a que su dispositivo será volverá más popular que los cigarrillos electrónicos que venden Imperial y otros debido a que con el uso de iQOS, el gusto y la sensación se asimila más a fumar, dice.

“Si bien estamos contentos de que Imperial ahora reconoce el potencial de la reducción de los perjuicios de los productos heat-not-burn, como iQOS, es decepcionante que intenten desacreditar una tecnología muy prometedora para la reducción de daños causados por el tabaco, que no poseen en su cartera", dijo Philip Morris.

El analista de Stifel Financial Corp., Christopher Growe, dijo que los productos de la próxima generación de Philip Morris podrían sumar mil 300 millones de dólares al beneficio operativo anual dentro de cinco años. Los nuevos productos de PMI tendrán suficiente compañía, como Ploom, un producto fabricado por Japan Tobacco Inc., y un dispositivo de British American Tobacco Plc previsto para finales de este año.