Empresas

Un año tras la nueva política de vivienda

Después de un año de la entrada de la nueva política nacional de vivienda que causó que las grandes empresas cayeran en crisis, es difícil conseguir créditos accesibles, pues la banca se ha hecho muy cerrada.
Claudia Alcántara
09 febrero 2014 16:45 Última actualización 10 febrero 2014 7:40
Etiquetas
[Para evitar crisis en el sector vivienda se debe apoyar la oferta productiva y seguir impulsando la demanda de créditos. / Cuartoscuro / Archivo] 

[Para evitar crisis en el sector vivienda se debe apoyar la oferta productiva y seguir impulsando la demanda de créditos. / Cuartoscuro / Archivo]

Este martes se cumple un año de que el gobierno federal anunció los lineamientos generales de la nueva política nacional de vivienda, los cuales causaron incertidumbre en el sector.

Un año después, pareciera que las aguas regresaron a su curso, aunque ahora es difícil conseguir financiamiento, coincidieron expertos y participantes del sector.

Isaac Memun, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, delegación Valle de México, resaltó que a partir de que las grandes empresas cayeron en crisis, la banca se ha hecho extremadamente cerrada y conseguir un crédito se ha vuelto caro y complicado.

“Hemos tenido pláticas con algunos bancos que están metidos en problemas, les hemos explicado que el gremio también se divide en varias partes, no todo es los grandes desarrollos que están empantanados, sino que hay otra parte que está creciendo y donde hay muchas necesidades”, apuntó Memun.

Marco Medina, analista de Ve por Más, comentó que el sector está atravesando una fase de transición, luego de un ciclo muy importante de crecimiento, el cual alcanzó su máximo histórico en 2008 y posteriormente comenzó a disminuir.

Medina proyectó que aún no se verá un punto de inflexión en cuanto al crecimiento, pues se estima que la industria tendrá una recuperación progresiva.

“El sector de la construcción civil y la infraestructura pudieran recuperarse pronto, pero no así el caso de edificación de vivienda, cuya recuperación podría verse en 2015”, opinó Medina.

Mientras no se resuelva la crisis financiera de Geo, Urbi y Homex, éste será un impedimento para que la banca aumente su exposición en este sector, consideró el analista.

El 11 de febrero de 2013, el presidente Enrique Peña anunció cuatro estrategias para el desarrollo de vivienda en México basadas en el crecimiento ordenado y sustentable del sector.

Este anunció fue un catalizador para que los problemas financieros que registraban Geo, Homex y Urbi, las desarrolladoras más favorecidas por el modelo panista, reventaran, pues indirectamente perdieron el apoyo del gobierno, que hasta entonces las respaldaba.

NO TODO ES MALO

Sergio Leal, director general de la desarrolladora de vivienda Vinte, comentó que el sector vivió un proceso de coordinación entre la iniciativa privada y el gobierno federal, lo que ayudó a evitar un mayor deterioro.

“El gran acierto de la Sedatu (Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano) fue a unir a los actores principales para poder sacar una política de vivienda, entonces más que un problema doloroso, fue un trabajo de día a día”, manifestó Leal.

El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramírez, enfatizó que el panorama para este año es completamente diferente al de 2013.

El funcionario señaló que existe una serie de reformas aprobadas, presupuestos históricos, reglas de operación listas y empresas sanas, las cuales lograron crecer 6 por ciento en promedio en 2013.

“No cabe duda que éste será no un momento para la vivienda, sino una transformación que se creará y sentará bases definitivas para el crecimiento del país a través de este importante sector”, dijo Ramírez.

El hecho de que los constructores conocieran las reglas de operación de subsidios desde hace un año ayudó a que la inscripción de casas ante el Registro Único de Vivienda, en enero de este año registrara 8 mil unidades, un crecimiento de 30 por ciento, respecto a enero del año anterior.