Empresas

TV Azteca solicita frenar nuevas cadenas de TV

La petición de la empresa se debe a que, argumenta, se generarán interferencias con algunos sus canales 2 y 138, a lo que el IFT que si se comprueba la circunstancia adoptaría las medidas pertinentes.
Ramiro Alonso
30 enero 2014 20:59 Última actualización 31 enero 2014 5:0
TV Azteca (Bloomberg)

Pidió al IFT dejar ‘sin efecto’ el Programa; acusa interferencias (Bloomberg)

TV Azteca pidió al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dejar ‘sin efecto’ el Programa que dará pie a la licitación de las dos nuevas cadenas de TV abierta en esquema digital, debido a que generarán interferencias con algunos de sus canales.

Ayer, el IFT publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) las modificaciones al Programa de Licitación y Adjudicación de Frecuencias de Televisión Radiodifundida Digital después de atender los comentarios de diversos actores. El regular recibió posturas de operadores como TV Azteca y Telefónica Movistar.

“Las frecuencias referidas en los numerales 2 y 138 podrían generar interferencias perjudiciales con canales previamente concesionados a Televisión Azteca, solicitando se deje sin efectos el Programa”, se informó en el DOF.

A manera de respuesta, el IFT dijo que en los casos en que la operación de las frecuencias concesionadas resultase en una interferencia perjudicial comprobable, el Instituto adoptará las medidas pertinentes para su debida y adecuada solución. El IFT declinó dar más detalles al respecto.

JUEZ DA LUZ VERDE PARA PODER LITIGAR LA APERTURA

El Programa de Licitación para poner en marcha dos nuevas cadenas de televisión abierta podrá ser boicoteado por Televisa y TV Azteca, luego de que un juez les permitió hacer efectiva su alianza para operar la empresa de telefonía móvil Iusacell sin acatar las condiciones que impuso la extinta Comisión Federal de Competencia, expuso Miguel Flores Bernés, ex comisionado de este organismo antimonopolios.

El abogado dijo a EL FINANCIERO que las condiciones que se les impuso a ambas televisoras en junio de 2012, al aceptar su concentración en GSF Telecom, controladora de Iusacell, quedaron invalidadas después de que estas promovieron litigios en contra de un error procesal del entonces regulador.

“Desafortunadamente ese proceso lo llevaron a juicio y dejaron sin efecto las condiciones. La concentración quedó aprobada sin condiciones”, dijo Flores Bernés, quien añadió que las empresas promovieron un recurso conocido como afirmativa ficta, que se refiere a un error procesal.

En junio del 2012, la CFC autorizó la concentración entre Televisa y Iusacell bajo diversas condiciones. Una de ella era que si no se realizaba exitosamente la licitación de una tercera cadena de televisión en 24 meses, se detonará automáticamente un mecanismo de disolución de la sociedad entre Grupo Televisa y Grupo Salinas en Iusacell.

Gabriel Sosa Plata, experto en temas de radiodifusión, dijo que las condiciones impuestas por la CFC “eran la única manera de amarrar a Televisa y TV Azteca para impedir que interfirieran en la licitación de las nuevas cadenas”.

El analista consideró necesario que el Instituto Federal de Telecomunicaciones explique las implicaciones de la modificación al Programa inicial para evitar suspicacias.

El IFT deberá emitir entre el 2 de enero y el 9 de marzo de 2014 la convocatoria para licitar dos nuevas cadenas de televisión abierta en esquema digital.