Empresas

TV Azteca ‘llenará’
los canales digitales
con contenido propio 

La televisora descartó estar interesada en arrendar a productores extranjeros o nacionales sus nuevos canales digitales a los que tendrá acceso con la multiprogramación, por el contrario alista una estrategia multipantalla para segmentar de forma más eficiente la publicidad, dijo Luis Niño de Rivera, vocero de Grupo Salinas.
Ana Martínez
23 febrero 2015 20:41 Última actualización 24 febrero 2015 4:55
TV Azteca pelea por su contenido

TV Azteca pelea por su contenido

TV Azteca utilizará los nuevos canales digitales a los que tendrá acceso con la multiprogramación (transmitir más señales en la misma banda de frecuencias) con contenidos propios, por lo cual descartó estar interesada en arrendarlos a productores extranjeros o nacionales, como lo permite la ley, dijo en entrevista Luis Niño de Rivera, vocero de Grupo Salinas.

Asimismo, la televisora propiedad de Ricardo Salinas Pliego alista una estrategia multipantalla para segmentar de forma más eficiente los anuncios publicitarios con la nueva oferta de canales que presentará en la televisión abierta.

Por cada canal que se transmite actualmente con tecnología analógica en 6 MegaHertz de espectro radioeléctrico, se pueden emitir hasta cuatro señales en digital. Los programadores foráneos tendrían acceso a ellos mediante el pago de una contraprestación de 100 mil pesos, según los lineamientos de multiprogramación aprobados por el IFT.

El tema fundamental de la multiprogramación son los contenidos, cómo vamos a llenar esos canales. Azteca es una gran fábrica de contenidos, por consiguiente queremos ocupar todos nuestros canales y competiremos utilizando lo nuestro

TV Azteca cuenta con 180 concesiones de televisión abierta, las cuales equivalen al 39 por ciento de las estaciones concesionadas por el IFT, con las que ha logrado consolidar dos cadenas con cobertura nacional en los canales 7 y 13. A través de ellos acapara el 31 por ciento de la inversión publicitaria en TV abierta en el país, de acuerdo con datos de la extinta Comisión Federal de Telecomunicaciones.

El consumo televisivo está en un punto de inflexión donde los usuarios utilizan pantallas de smartphones, tabletas y computadoras para mirar los contenidos, por lo cual, las televisoras enfrentan retos para medir los ratings y dirigir la publicidad en vez de preparar programación para audiencias masivas. De acuerdo con estudios de Nielsen, los televidentes ven 17 horas semanales de televisión el 30 por ciento del tiempo ven los videos en línea y para 2015 se estima que esta cifra aumentará al 50 por ciento.

“Lo difícil es determinar cómo ofrecer a anunciantes más precisión sobre quién lo está viendo y a qué hora para que su producto tenga mayor alcance”, dijo Niño de Rivera.