Empresas

Trump cambiará reglas de industria automovilística: Fiat

Sergio Marchionne, CEO de Fiat, advirtió en junio pasado que una victoria de Donald Trump podría afectar las opciones de producción del fabricante de automóviles en Norteamérica.
Bloomberg
24 noviembre 2016 14:33 Última actualización 24 noviembre 2016 14:42
Sergio Marchionne (Bloomberg)

Sergio Marchionne (Bloomberg)

La crítica postura del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, hacia el libre comercio podría afectar el negocio de Fiat Chrysler Automobiles NV en Norteamérica, según el máximo ejecutivo del fabricante de automóviles italiano Sergio Marchionne.

La elección de Trump “sin duda implicará un cambio en las reglas del juego, principalmente porque creo que hay una serie de condiciones en Estados Unidos que aún no se han determinado”, dijo Marchionne a Bloomberg Television desde una planta de Alfa Romeo en Cassino, Italia. Las declaraciones que ha hecho Trump sobre el comercio son “un gran tema” debido al impacto que tiene el Tratado de Libre Comercio de América del Norte sobre las operaciones de Fiat en Estados Unidos, México y Canadá.

Durante su campaña Trump criticó frecuentemente al TLCAN, lo describió como el peor acuerdo que se haya firmado y lo considera responsable por la pérdida de empleos en el país. El presidente electo ha apuntado a Ford Motor por fabricar autos en México y ha instado a imponer un arancel de 35 por ciento a los productos fabricados por compañías que trasladan su producción hacia otros países. Desde 2010, nueve fabricantes de automóviles mundiales, entre ellos Motors, Ford y Fiat han anunciado inversiones en México por más de 24 mil millones de dólares.

Fiat, que genera la mayor porción de sus ganancias en Norteamérica, ensambló en México cerca de 17 por ciento del total de vehículos fabricados en esa región durante los primeros diez meses, según Kevin Tynan, analista senior de Bloomberg Industry. Casi todos esos autos se vendieron en Estados Unidos y Canadá.

“La compañía incurriría en elevados costos si la administración Trump logra promulgar un impuesto de 35 por ciento sobre los vehículos y partes importadas hacia Estados Unidos”, dijo Tynan.

Marchionne advirtió en junio que una victoria de Trump podría afectar las opciones de producción del fabricante de automóviles en Norteamérica, dependiendo de la forma en que maneje el TLCAN y de si respalda las visiones proteccionistas. El máximo ejecutivo de Fiat indicó que no ha conversado con Trump pero que trabajará con la nueva administración.

El cambio en el liderazgo de Estados Unidos no solo está afectando las proyecciones comerciales de las automotoras. Las acciones de Fiat han subido 14 por ciento desde las elecciones del 8 de noviembre, con un alza tres días después de que Trump nombrara a un prominente escéptico del cambio climático para liderar su equipo de transición de la Agencia de Protección Ambiental. Esto alimentó las especulaciones de que la nueva administración podría relajar las normativas sobre economía de combustible, lo que beneficiaría a los fabricantes de motores convencionales. Además, las alzas del dólar estadounidense desde las elecciones tienen un efecto positivo para Fiat, indicó Marchionne.